Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Trump arremete contra el tribunal al prestar testimonio por fraude


El juez Arthur Engoron, a la izquierda, y el expresidente Donald Trump, durante el juicio por fraude en la corte de Manhattan, en Nueva York, EEUU, el 6 de noviembre de 2023.
El juez Arthur Engoron, a la izquierda, y el expresidente Donald Trump, durante el juicio por fraude en la corte de Manhattan, en Nueva York, EEUU, el 6 de noviembre de 2023.

El expresidente Donald Trump aprovecho su comparecencia en el estrado de los acusados para cargar contra el juez y contra la fiscalía, que le acusa de manipular el valor de sus bienes para obtener beneficios a la hora de pedir préstamos o contratar seguros.

El expresidente Donald Trump defendió firmemente su riqueza y sus negocios el lunes, enfrascándose en un forcejeo desde el estrado con el juez que preside su juicio civil por fraude y denunciando que una demanda que lo acusa de inflar drásticamente su patrimonio es una “cacería de brujas política”.

El largamente esperado testimonio de Trump sobre la valuación de sus propiedades y estados financieros estuvo repleto de ataques personales hacia el juez Arthur Engoron que, según dijo el exmandatario, tiene algo en su contra, y hacia la fiscal general de Nueva York, Letitia James, a la que se refirió como una “política de poca monta”. Se jactó de su negocio de bienes raíces —"valgo miles de millones de dólares más que los estados financieros"— y refutó las afirmaciones de que engañó a bancos y aseguradoras.

“Esto es lo opuesto a un fraude”, declaró. Al referirse a James, cuya oficina interpuso la demanda, subrayó: “Ella es el fraude”.

Los enconados intercambios, y las frecuentes amonestaciones del juez, pusieron de relieve la poca disposición de Trump para adaptar su famoso estilo retórico espontáneo al ambiente formal de un tribunal regido por las reglas de la evidencia y el protocolo legal.

Aunque su presencia en el estrado fue un claro recordatorio de los problemas jurídicos que enfrenta mientras intenta volver a la Casa Blanca en 2024, también sirvió como una plataforma de campaña para que el expresidente y favorito entre los aspirantes a la candidatura presidencial republicana pudiera volver a plantearles a sus simpatizantes el escenario de ser víctima de una persecución política a manos de los abogados y jueces del gobierno.

“La gente está harta de lo que está sucediendo. Creo que este es un día muy triste para Estados Unidos”, dijo Trump a los reporteros reunidos afuera de la sala luego de su testimonio de casi tres horas y media.

El testimonio de Trump tuvo un inicio contencioso el lunes después de que Engoron le reprendió para que mantuviera sus respuestas concisas y le recordó que “este no es un mitin político”.

Dirigiéndose al abogado de Trump en un momento dado, el juez declaró: “Le suplico que lo controle si puede. Si usted no puede, lo haré yo”.

El juicio civil es uno de varios procesos jurídicos que Trump enfrenta, los cuales incluyen cargos federales y estatales en los que se le acusa de delitos como posesión ilegal de documentos secretos y de tratar de anular el resultado de las elecciones presidenciales de 2020. Sus estrategias jurídicas y políticas se han entrelazado totalmente ahora, mientras pasa de actos de campaña a comparecencias judiciales, un calendario que se intensificará una vez que comiencen sus juicios penales.

Aunque el caso de fraude no conlleva la posibilidad de pasar tiempo en prisión, a diferencia de los procesos penales, sus acusaciones de irregularidades corporativas atentan contra la imagen que Trump ha cultivado durante décadas, de un exitoso empresario de bienes raíces. El exmandatario considera un insulto personal las insinuaciones de que su patrimonio vale menos de lo que él ha dicho.

“Yo valgo miles de millones más de lo que dicen los estados financieros”, expresó en cierto momento, diciéndole a uno de los abogados del gobierno: “Usted lo que hace es tratar de desprestigiarme y tratar de lastimarme, probablemente por razones políticas”.

Donald Trump sube al estrado en juicio civil en su contra
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:43 0:00

Ataques antes de comparecer

Trump ha dicho en repetidas ocasiones que el caso es una "caza de brujas" con motivaciones políticas. El lunes criticó a Engoron y a la fiscal James en las redes sociales y dijo fuera de la sala del tribunal que el caso busca socavar su candidatura presidencial de 2024.

"Es una guerra política", dijo al entrar en la sala.

James restó importancia a sus comentarios. "Al fin y al cabo, lo único que importa son los hechos y los números. Los números, amigos míos, no mienten", dijo James a la salida de los juzgados.

Este tribunal se ha convertido en un destino conocido para Trump. Durante el último mes ha pasado varias horas sentado en el banquillo de los acusados y siguiendo de cerca el procedimiento de forma voluntaria. Subió previamente a declarar, de forma inesperada y breve, después de que fue acusado de violar una orden mordaza que le impuso el juez. Negó haber infringido las reglas, pero Engoron no estuvo de acuerdo y de todas formas le impuso una multa.

[Con información de AP y Reuters]

​¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

XS
SM
MD
LG