Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Una década después de la muerte de Mandela, Sudáfrica va en “decadencia”


ARCHIVO - Un hombre es visto sentado en una acera en Khayelitsha, cerca de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 21 de abril de 2022.
ARCHIVO - Un hombre es visto sentado en una acera en Khayelitsha, cerca de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, el 21 de abril de 2022.

A diez años del fallecimiento del símbolo antiapartheid, los sudafricanos creen que Nelson Mandela se hubiera sentido decepcionado con la actual situación que vive Sudáfrica.

Nelson Mandela fue un ícono global que inspiró al mundo: pasó 27 años en prisión por su lucha contra el régimen del apartheid sudafricano y se convirtió en el primer presidente negro del país.

Antiguos camaradas, familiares y analistas dicen que Mandela, que murió hace 10 años, se habría sentido decepcionado por el estado actual de Sudáfrica.

Mandela, posiblemente el sudafricano más conocido y querido del mundo, murió el 5 de diciembre de 2013, a la edad de 95 años.

Su mayor logro fue llevar la libertad y la democracia a Sudáfrica con su partido Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) después de décadas de brutal gobierno de la minoría blanca.

Perdonó a sus antiguos enemigos e impulsó una de las constituciones más progresistas del mundo. Sudáfrica fue vista como un ejemplo moral y un faro de esperanza en todo el mundo.

Mandela cumplió un mandato en el cargo. Sin embargo, incluso antes de su muerte, mientras estaba jubilado, su otrora popular ANC se había visto envuelto en escándalos de corrupción, sobre todo bajo uno de sus sucesores, el expresidente Jacob Zuma.

Hoy, los críticos acusan al partido de preocuparse únicamente por el enriquecimiento personal y de no ofrecer una vida mejor a la mayoría de los ciudadanos empobrecidos de Sudáfrica.

Algunos sudafricanos dicen que Madiba, como era ampliamente conocido, se habría sentido decepcionado.

Peter Hain era amigo de Mandela y destacado activista contra el apartheid a quien las fuerzas de seguridad del sistema intentaron asesinar con una carta-bomba en 1972.

“Habría estado absolutamente consternado por la decadencia del país, la continua corrupción rampante, incluso por parte de algunos ministros del gabinete, que son miembros de su alguna vez orgulloso Congreso Nacional Africano”, dijo Hain.

Muchos otros incondicionales del ANC y contemporáneos sobrevivientes de Mandela declinaron hacer comentarios.

Sin embargo, uno de los nietos del estadista, Ndaba Mandela, se hizo eco de la opinión de que Mandela se habría sentido decepcionado.

"Por supuesto, mi abuelo Madiba se habría sentido muy decepcionado, por decir lo menos, al ver lo que pasó con el actual ANC, con este partido que él amaba tanto", explicó. "¿Creo que algunos de los miembros del partido están permitiendo derribar el CNA? Por supuesto que sí, tenemos ministros que están en ese frenesí.

Lumkile Mondi, profesor de economía de la Universidad de Witwatersrand en Johannesburgo, describió los principales problemas que enfrenta Sudáfrica hoy en día.

“Los niveles de desempleo son muy, muy altos, alrededor del 32,5 %; más importante aún, la desigualdad se ha profundizado. También lo ha hecho la pobreza. La infraestructura, ya sea hidráulica, vial o energética, se ha derrumbado”, afirmó.

El año que viene se cumplirán 30 años desde las primeras elecciones democráticas en Sudáfrica y los votantes acudirán a las urnas una vez más. Numerosas encuestas sugieren que el ANC perderá su mayoría por primera vez.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

XS
SM
MD
LG