Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Tras dos años de pandemia, la información limitada sigue marcando el COVID-19 en Venezuela


Una mujer venezolana recibe una tercera dosis de la vacuna Sinopharm contra el COVID-19 en Caracas el 3 de enero de 2022.
Una mujer venezolana recibe una tercera dosis de la vacuna Sinopharm contra el COVID-19 en Caracas el 3 de enero de 2022.

Las cifras reales de los efectos de la pandemia del coronavirus en Venezuela siguen oscuras a dos años de implementarse las medidas de restricción, con números diferentes divulgados por el Gobierno y las organizaciones independientes.

A dos años de haber sido implementadas las medidas de cuarentena “radical” en Venezuela para hacer frente al COVID-19, miembros del sector de la salud señalan aún la opacidad con la que las autoridades manejaron la información relacionada con el desarrollo de la pandemia.

Según el presidente Nicolás Maduro, el COVID-19 ha sido “una prueba de tensión” al sistema público “gratuito y de calidad” en Venezuela, que lo ha afrontado con “éxito”.

Asegura que el país el “nivel más bajo de contagio”, de “cinco casos por 100.000 habitantes” y sostiene que Venezuela demuestra la “capacidad” del sistema público para la atención preventiva.

Según Maduro, en febrero el 102% de la población venezolana ya estaba inmunizada, pero una encuesta del Observatorio Venezolano del COVID reflejó que hasta el 15 de febrero solo un 49,4% de los venezolanos había recibido las dos primeras dosis y un 5,4% la dosis de refuerzo.

En el sondeo, un 25,3% de las personas que no han sido inmunizadas dijeron que no querían vacunarse, y un 7,4% que no encontró la vacuna en el centro de vacunación visitado.

Al presentar la encuesta, el médico infectólogo Julio Castro dijo que se trata de “una más de diferentes metodologías para evaluar un escenario donde no tenemos información confiable” y comparó a Venezuela con otros países de la región donde los Ministerios de Salud actualizan con datos detallados el proceso de vacunación.

“En Venezuela, lamentablemente, no tenemos esa información más allá de algunos datos que reportan algunos voceros políticos esporádicamente y por eso creemos importante poner cifras a un valor tan importante como es la vacunación”, explicó Castro.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) refleja en su página web que un 49,8% de la población en Venezuela ya está inmunizada con dos dosis.

Maduro, que insiste en denunciar que las sanciones internacionales limitaron el acceso del país a medicamentos e insumos médicos, anunció que las personas tendrán que aplicarse vacunas de refuerzo cada cuatro meses.

“De ahora en adelante, hasta nuevo aviso que se descubran medicinas que sanen, curen el coronavirus como una gripe más, hasta que llegue ese momento o hasta que llegue el momento que le de inmunidad total al cuerpo por largo tiempo”, dijo a través del canal del Estado el martes por la noche.

Fragilidad

Voceros del sector sanitario exponen que la fragilidad con la que el COVID-19 encontró al sistema de salud en una emergencia humanitaria compleja, no ha sido superada.

Douglas León Natera, presidente de la Federación Médica Venezolana, dijo la semana pasada que solo entre del 3 al 10% de 301 hospitales cuenta con material médico quirúrgico para resolver circunstancias médicas.

“Aquel paciente que va a un hospital corre el riesgo de no salir y si sale bien es porque ha conseguido el insumo, el medicamento, afuera, con dinero prestado, y se le ha solucionado el problema, pero no porque el hospital, que está obligado a darle el recurso, se lo suministre, porque no hay nada”, reveló.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG