Enlaces para accesibilidad

OEA aprueba resolución en rechazo de elecciones legislativas venezolanas


El presidente en disputa de Venezuela, Nicolás Maduro, vota en Caracas durante las elecciones para la Asamblea Nacional, el domingo 6 de diciembre de 2020.

El representante de Brasil explicó que la resolución también recoge aspectos de otras ya aprobadas, como la necesidad de la convocatoria de elecciones presidenciales y parlamentarias “libres, justas, transparentes y legítimas”

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este miércoles una resolución en rechazo de las elecciones parlamentarias celebradas el 6 de diciembre en Venezuela, que le dieron la mayoría al oficialismo.

El texto obtuvo 21 votos a favor y 2 en contra. Además, hubo 5 abstenciones -entre ellas las de Argentina- y 6 ausencias.

El subsecretario interino de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Michael Kozak, celebró la votación expresando que su país "se enorgullece" de ser uno de los 21 votos que apoyaron esta "contundente" resolución que condena la "fraudulentas" elecciones parlamentaria en Venezuela.

La resolución, presentada por Brasil y con el patrocinio de otros 10 países miembro, busca “sumar la voz de la OEA a las numerosas manifestaciones de la comunidad internacional y de países en el plano individual de rechazar las elecciones fraudulentas que tuvieron lugar el 6 de diciembre”, explicó Fernando Simas, representante de Brasil.

Simas indicó que la resolución recalca que la votación tuvo el propósito de “eliminar la única institución legítima y democrática electa en Venezuela”. Además, expresa su respaldo a la consulta popular convocada por la oposición en respuesta a los comicios.

De acuerdo al segundo boletín del Poder Electoral, la participación del domingo fue de un 30,5% del padrón electoral. La alianza oficialista obtuvo casi un 70% de los votos.

El Consejo Nacional Electoral afirmó que se trató de “una jornada electoral impecable”. El presidente en disputa Nicolás Maduro aseguró con los resultados fueron “ratificados y recontra ratificados”.

EE.UU., el Grupo de Lima y el Grupo Internacional de Contacto ya han expresado su negativas a los resultados de estas elecciones, argumentando que no cumplieron con las características necesarias.

Luis Almagro, secretario general de la organización panamericana, saludó la aprobación de la resolución. Aseguró que los procesos electorales que el gobierno en disputa impulsa “tienen una constante permanente: el avasallamiento de los derechos civiles y políticos de la gente. El avasallamiento de las libertades fundamentales del pueblo venezolano”.

“El camino del multilateralismo nuestro es pacífico (…), el multilateralismo que proponemos es un multilateralismo de solución para la democracia”, agregó.

México y Bolivia fueron los dos países en votar en contra. La representante permanente de México, Luz Elena Baños Rivas, afirmó durante su declaración que el contenido de la resolución es “abiertamente intervencionista” y por lo tanto va en contra de los principios de la organización.

Baños Rivas afirmó, además, que no es resultado de un proceso de consulta “abierto e inclusivo”. Aseguró que tampoco están de acuerdo con el lenguaje “que cada vez más se utiliza en la organización que radicaliza posiciones y confronta inútilmente a los Estados”.

XS
SM
MD
LG