Enlaces para accesibilidad

ONUSIDA pide liberación de activistas detenidos en Venezuela


Sede de la Organización Mundial de la Salud en Ginebra, Suiza. En la entrada también se ve el logo de ONUSIDA. [Foto: Archivo- AP]

Los trabajadores humanitarios fueron imputados por la justicia venezolana por cargos relacionados con la Ley contra la Delincuencia Organizada y el Financiamiento al Terrorismo.

El Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) pidió este viernes la liberación de cinco directivos y miembros de la ONG venezolana Azul Positivo, detenidos el pasado 12 de enero por agentes de contrainteligencia militar.

A través de un comunicado, explican que están “profundamente preocupados” por la detención de los trabajadores humanitarios de Azul Positivo: Johán León Reyes, Yordy Bermúdez, Layners Gutiérrez Díaz, Alejandro Gómez Di Maggio y Luis Ferrebuz.

Además de instar a su liberación, solicitan devolver “el equipo esencial incautado en el momento de su arresto”. El texto recuerda que Azul Positivo es una organización que trabaja desde el 2004 en la prevención del VIH en el estado de Zulia, fronterizo con Colombia.

“Una sociedad civil fortalecida y empoderada juega un papel central en la prestación de servicios a los más necesitados; y es fundamental para una efectiva respuesta al VIH y otros retos en materia de salud en Venezuela”, afirma en el comunicado la Directora Ejecutiva de ONUSIDA, Winnie Byanyima.

La semana pasada, organizaciones venezolanas denunciaron que los activistas presentaban síntomas de COVID-19 y exigieron que fueran liberados.

ONUSIDA explica que ha apoyado el trabajo de Azul Positivo durante años y ha sido testigo “del impacto positivo de sus contribuciones en la comunidad”.

En el texto, indican que esperan continuar trabajando con organizaciones de bases comunitarias, sociedad civil y las autoridades para “garantizar que todas las personas afectadas por el VIH tengan acceso a los servicios de prevención, tratamiento y apoyo social y que sus derechos humanos sean protegidos”.

Después del arresto, la oficina de Oficina de la ONU para los Derechos Humanos, instó a las autoridades venezolanas “dejen de acosar” a los trabajadores humanitarios y defensores de humanos.

Amnistía Internacional los considera “presos de conciencia”.

Miguel Pizarro, Comisionado para la Organización de las Naciones Unidas del gobierno liderado por el líder opositor Juan Guaidó, aseguró este viernes que los miembros de Azul Positivo y las demás ONG “realizan una tarea titánica” y sus derechos “derechos deben ser respetados”.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG