Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Un exfuncionario venezolano admite que recibió 7 millones de dólares en sobornos


Los logotipos corporativos de la petrolera estatal PDVSA y Citgo Petroleum Corp se ven en Caracas, Venezuela, el 30 de abril de 2018. [Foto: Reuters]
Los logotipos corporativos de la petrolera estatal PDVSA y Citgo Petroleum Corp se ven en Caracas, Venezuela, el 30 de abril de 2018. [Foto: Reuters]

José Luis De Jongh, exgerente de proyectos especiales de Citgo, encara una pena de hasta 20 años de cárcel. El Departamento de Justicia asegura que 22 acusados por corrupción en PDVSA han admitido sus delitos.

Un ciudadano de doble nacionalidad venezolana y estadounidense, que ejerció como directivo en la Corporación Petrolera Citgo, se declaró culpable esta semana por su rol en el lavado de millones de dólares en sobornos y actos de corrupción para proveer de ventajas de negocios a terceros.

La oficina del Fiscal del sur de Texas, adscrita al Departamento de Justicia, informó que José Luis De Jongh Atencio, de 48 años, admitió haber recibido cerca de siete millones de dólares en pagos de sobornos a cambio de lograr que empresarios y compañías del rubro petrolero procuraran contratos con Citgo, una subsidiaria de la estatal petrolera venezolana PDVSA, con sede en Houston.

“También los proveyó (a empresarios y compañías involucradas) de otras ventajas de negocios”, añade el comunicado del Departamento de Justicia.

Los actos de corrupción ocurrieron entre 2013 y 2019, cuando ocupaba el cargo de procurador y gerente del Grupo de Proyectos Especiales de Citgo.

De Jongh admitió haber recibido depósitos de sobornos a las cuentas bancarias de empresas fantasma que controlaba en Panamá y Suiza de parte de los empresarios José González Testino, de doble nacionalidad (estadounidense y venezolana), y Tulio Farías Pérez, venezolano, residente de Houston.

“En algunas instancias, también dirigió la creación de facturas falsas para justificar los pagos. De Jongh lavó los procesos de sobornos a través de cuentas bancarias en los Estados Unidos y de entidades internacionales”, describe la nota oficial del Departamento de Justicia.

“Usó los fondos para comprar inmuebles en el área de Houston. De Jongh también recibió sobornos en la forma de regalos y otras cosas de valor de González, Farías y otros, incluyendo boletos a un juego de la Serie Mundial (de las Grandes Ligas de béisbol) en 2014, del Super Bowl en 2015, y de un concierto de U2”, banda irlandesa de rock, detalló la justicia estadounidense.

El fiscal del sur de Texas precisó que González y Farías introdujeron en tribunales su admisión de culpabilidad en conexión con el caso de De Jongh.

Posible condena de 20 años

El juez del distrito, Gray H. Miller, aceptó la confesión de culpabilidad del exfuncionario de Citgo y anunció que dictará sentencia el próximo 19 de agosto. De Jongh enfrenta hasta 20 años de prisión por el cargo de conspiración para lavar dinero en los Estados Unidos, que admitió el pasado lunes.

Como parte del acuerdo con la fiscalía del sur de Texas, el acusado aceptó entregar cerca de tres millones de dólares incautados en sus cuentas bancarias y 15 propiedades que compró gracias a sus procedimientos corruptos.

El Departamento de Justicia subrayó que ha imputado cargos contra 28 individuos como parte de una importante investigación de corrupción en PDVSA, que aún está en vigencia. Veintidós de los procesados se han declarado culpables de participar en esos delitos, destacó el organismo estadounidense.

La oficina de Investigaciones de Seguridad Nacional de Houston lidera las indagaciones sobre PDVSA, con la asistencia de sus pares de Boston y Miami.

La Oficina de Asuntos Internacionales del Departamento de Justicia, la Oficina Federal de Justicia de Suiza y la Fiscalía General de Panamá también han brindado su ayuda en la investigación, señaló el comunicado.

En noviembre pasado, se conoció que De Jongh sería procesado en enero de este año mediante un juicio de banco, como se conoce en Estados Unidos a un proceso sin jurado. Un gran jurado federal había aprobado hasta seis cargos en contra del venezolano estadounidense, en julio del año pasado.

Estados Unidos ha jugado un rol principal en las investigaciones de corrupción de parte de funcionarios del gobierno venezolano de Nicolás Maduro, que Washington desconoce como presidente del país suramericano.

La comisión de Contraloría de la Asamblea Nacional y la organización no gubernamental Transparencia Venezuela denunciaron en 2019 que en los gobiernos de Hugo Chávez (1999-2013) y Maduro se defalcaron 300.000 millones de dólares en actos que han catalogado como “la gran corrupción

XS
SM
MD
LG