A nurse talks to a woman that is about to get inoculated with the AstraZeneca COVID-19 vaccine at the Berta Calderon hospital…
Una enfermera habla con una mujer que está a punto de ser inoculada con la vacuna AstraZeneca COVID-19 en el hospital Berta Calderón en Managua, Nicaragua, el jueves 8 de abril de 2021.

En Nicaragua crece la preocupación por la posible presencia de variantes del COVID -19, en medio del hermetismo del Gobierno en el manejo de la información.

El independiente Observatorio Ciudadano COVID -19 informó recientemente que reportes sobre niños aparentemente contagiados y "la afectación severa" de la pandemia entre jóvenes, son compatibles con la posible presencia de variantes del COVID -19 en el país.

Nicaragua bajo la lupa de la comunidad internacional
Varios gobiernos de la región crean estrategias diplomáticas para incidir en la crisis política de Nicaragua. Mientras países como México y Argentina no apoyaron la condena de la OEA a las acciones del presidente Daniel Ortega y buscan la mediación, Estados Unidos desde la ONU rechaza y cataloga de “horrible” las decisiones del mandatario. Divalizeth Cash con el informe.

Las variantes de preocupación, originadas en Brasil, Reino Unido, la India y  Sudáfrica, ya han sido reportadas en países vecinos como Costa Rica, Honduras o Panamá.

El epidemiólogo Álvaro Ramírez dijo a la Voz de América que el silencio del gobierno y las entidades de salud únicamente incrementan la posibilidad de contagio entre la población.

"Si no hay reportes oficiales de PCR pues, obviamente el pueblo nicaragüense está batallando, primero contra un enemigo que no se sabe dónde se está moviendo, qué está pasando y no sabemos todas las variantes a las que el pueblo está expuesto en este momento, porque no ha habido país en el mundo que ha logrado escaparse de la infiltración de las diferentes variantes", afirma Ramírez.  

Sin embargo, dijo, es una información que no se puede comprobar por el sigilo con el cual el Gobierno mantiene los datos oficiales, apenas existentes. 

El doctor José Vázques, presidente de la  Unidad Médica Nicaragüense, sostiene que el país experimenta un repunte de casos posiblemente asociados con las recientes variantes. 

"Estamos experimentando un repunte de casos posiblemente asociados con la diseminación de las nuevas variables más contagiosas que ya circulan en Centroamérica. Los reportes semanas desde abril de este año demuestran un incremento sostenido de casos y muertes compatibles con la segunda ola de contagios que es lo que hemos visto en las últimas semanas", dice Vázques.

El Gobierno de Nicaragua ha sido criticado por organismos internacionales por la falta de transparencia sobre el impacto de la pandemia. Asociaciones Médicas Nicaragüenses han insistido a las autoridades en que divulguen los datos reales. Hasta ahora, el Ministerio de Salud registra 191 muertes por COVID-19. Esta cifra no es validada por los médicos independientes. 

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.