Residents use chain saws to clear fallen trees in the aftermath of Hurricane Zeta in Waveland, Miss., Thursday, Oct. 29, 2020. …
Residentes usan motosierras para despejar árboles caídos después del paso del huracán Zeta en Waveland, Mississippi, el jueves 29 de octubre de 2020.

El huracán Zeta cruzó el sureste de Estados Unidos a toda velocidad el jueves, dejando daños y más de 2.6 millones de hogares y negocios sin electricidad en Atlanta y más allá, después de azotar a Nueva Orléans, con fuertes vientos y lluvias.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés), Zeta se mantenía a la 2 p.m., con vientos máximos sostenidos de cerca de 50 mph (85 km/h)  y "se espera un movimiento aún más rápido hacia el este-noreste esta noche y el viernes" para posteriormente, cruzar Virginia, esta tarde, y "emerger sobre el oeste Atlántico esta noche".

El centro también informó que Zeta se convirtió en tormenta post-tropical, que continuaba produciendo fuerte ráfagas de viento en Carolina del Norte y el sureste de Virginia.

A última hora de la mañana del jueves, seguía siendo una tormenta tropical con vientos máximos sostenidos de 50 mph (85 kph) ubicada a unas 100 millas (155 kilómetros) al noreste de Asheville, Carolina del Norte.

El gobernador de Luisiana, John Bel Edwards, dijo que la destrucción más severa, lo que describió como "daño catastrófico", parece estar en la isla barrera de Grand Isle en la parroquia de Jefferson, donde Zeta abrió tres brechas en el dique, la única falla del dique de la tormenta en el estado. Edwards dice que ordenó a la Guardia Nacional de Luisiana que enviara soldados para ayudar con los esfuerzos de búsqueda y rescate, incluidos los controles de puerta a puerta en la ciudad.

FILE PHOTO: General Manager of Pere Antoine Restaurant Gaige Rodriguez, left, and cook Michael Dillon board up windows as they…
Casi con categoría 3, el huracán Zeta se abate sobre Luisiana
Se anticipa que la tormenta ocasione fuertes inundaciones y traiga aparejados cuantiosos daños debido al aumento en velocidad de los vientos que lo acompañan.

El gobernador también instó a la gente a ser cautelosa durante la recuperación.

“Por extraño que parezca, no son las tormentas las que suelen producir la mayoría de las lesiones y las muertes. Son los esfuerzos de limpieza. Es el uso de generadores. Es el envenenamiento por monóxido de carbono. Es la electrocución que proviene de las líneas eléctricas. Entonces, ahora es el momento de ser muy, muy cautelosos ”, dijo Edwards.

La tormenta azotó la costa el miércoles por la tarde, entrando por el pequeño pueblo de Cocodrie, Luisiana, y luego se movió rápidamente a través del área de Nueva Orléans.

Zeta fue la vigésimo séptima tormenta con nombre de una temporada de huracanes en el Atlántico históricamente ajetreada con más de un mes para el final. Estableció un nuevo récord como la undécima tormenta con nombre en tocar tierra en Estados Unidos en una sola temporada, mucho más allá de las nueve tormentas que azotaron en 1916.

Con información de AP.