El Grupo Venezolano del Parlamento Latinoamericano aprobó por unanimidad un acuerdo para respaldar las acciones del presidente Nicolás Maduro en defensa del Esequibo.
Un guardacostas venezolano permanece en la isla Margarita, un luar estratégico de la explotación petrolera y parte del litigio con Guyana por hacerse con las aguas y terriorio del Essequibo.

LA HAYA, HOLANDA - El tribunal supremo de Naciones Unidas sentenció el viernes que intervendrá para dirimir una disputa fronteriza de décadas entre Guyana y Venezuela, un proceso que puede tomar meses o años.

La Corte Internacional de Justicia juzgará los méritos del caso. Venezuela había sostenido que la corte no tenía jurisdicción y se negó a participar de los argumentos legales presentados meses atrás.

La disputa territorial se remonta a 1899 y el arbitraje de un tribunal internacional que trazó la frontera entre los dos países sudamericanos favoreció principalmente a Guyana, entonces una colonia británica. La disputada franja selvática al oeste del río Essequibo es rica en oro, diamantes, madera y otros.

La Corte Internacional de Justicia, en La Haya, recibirá a delegaciones de Venezuela y Guyana el 18 de junio de 2018 para dirimir disputa territorial.
¿Por qué es relevante la disputa limítrofe de Venezuela y Guyana por el Esequibo?
"Existen unos intereses colaterales, muy de peso, como la explotación petrolera que, para Guyana, es sumamente significativo", asegura a la VOA el profesor de estudios internacionales, Carlos Luna.

La ONU remitió la disputa a la CIJ en 2018 al fracasar un intento de mediación. Venezuela rechaza la intervención de la corte y sostiene que un acuerdo de 1966 anuló el arbitraje original.

En un país profundamente dividido con un gobierno que se dice socialista, el reclamo venezolano es una de las escasas fuentes de unidad nacional. La región oriental, que constituye el 40% de la Guyana actual, aparece desde hace generaciones en los mapas venezolanos como “zona reclamada” denotada con líneas diagonales.

Agravando la disputa, ExxonMobil descubrió enormes yacimientos submarinos de petróleo que se intersectan con el reclamo venezolano. Exxon espera elevar su producción en 750.000 barriles diarios para 2025, lo que transformaría rápidamente a Guyana, un país pobre de 800.000 habitantes, en una potencia petrolera.

El presidente de la corte mundial, Abdulqawi Ahmed Yusuf, dijo el viernes que “la corte determina que tiene jurisdicción para analizar los reclamos de Guyana sobre la validez del arbitraje de 1899. Adicionalmente, la cuestión relacionada de la disputa fronteriza terrestre entre el territorio de las partes”.