The new directors of Venezuela's National Electoral Council participate in a swearing-in ceremony during an extraordinary session at the National Assembly in Caracas
Los nuevos directores del Consejo Nacional Electoral de Venezuela son juramentados durante una sesión extraordinaria en la Asamblea Nacional en Caracas, el 4 de mayo de 2021.

CARACAS - EE. UU. aseguró este miércoles que sigue apostando por la celebración de elecciones “libres y justas” en Venezuela, sin bien, consideró que corresponde a los venezolanos determinar si el nuevo poder electoral “contribuye” a ello.

Así lo afirmó Julie Chung, subsecretaria en funciones del Departamento de Estado de EE.UU. para Asuntos del Hemisferio Occidental, en su cuenta de Twitter, dos días después de que la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista, designara nuevos rectores del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Chung explicó en un hilo de mensajes que Washington apoya "una solución integral y negociada a la crisis en Venezuela que aborde todos los aspectos de las condiciones necesarias para unas elecciones libres y justas”.

Sin embargo, defendió que depende de los venezolanos “decidir si el nuevo Consejo Nacional Electoral contribuye a este fin”, y agregó, “seguimos presionando por cambios fundamentales para elecciones libres y justas”.

Entre las exigencias que resume la funcionaria para lograr esto se encuentran, el levantamiento de prohibiciones a partidos políticos, liberar "sin condiciones" a presos políticos, y observadores electorales internacionales creíbles.

Un CNE balanceado e imparcial es solo una de las demandas de la oposición venezolana para ir a elecciones.

Pedro Calzadilla, new director of the National Electoral Council, is seen at the end of the extraordinary session of the National Assembly of Venezuela in Caracas
Exministro de Chávez y Maduro preside el nuevo poder electoral en Venezuela
El dirigente del poder electoral asegura que sus nombramientos son parte de un acuerdo nacional que busca, según sus palabras, “reencauzar la estabilidad política del país”. La prioridad inmediata son las elecciones regionales.

Pedro Calzadilla, el nuevo presidente del poder electoral venezolano, aseguró el miércoles (5 de mayo) que la designación es parte de “un acuerdo nacional” que persigue “reencauzar a Venezuela hacia una estabilidad política".

Si bien la respuesta de Chung a esta nueva directiva del poder electoral venezolano es de las primeras de la Administración del presidente Joe Bien, no es la primera desde Washington.

Los senadores Marco Rubio y Jim Risch calificaron la acción como  nueva “maniobra" y pidieron a Biden no aceptarla.

Este mismo jueves, los congresistas Mario Díaz-Balart y Debbie Wasserman Schultz, ambos del Caucus por la Democracia de Venezuela, emitieron una declaración conjunta en la que afirman que Maduro intenta “aferrarse al poder” con una “institución ilegítima”.

En el texto, denuncian que el nuevo CNE está “lleno de compinches de Maduro elegidos para sellar futuras tomas de poder y corromper aún más las instituciones”.

El líder opositor venezolano, Juan Guaidó, reconocido por decenas de países como presidente interino, indicó que el gobierno de Nicolás Maduro solo busca “bajar la presión, engañar y dividir”.

Por último, aclaró que ningún integrante de su gobierno había participado en las negociaciones para escoger el nuevo CNE.

Por su parte, España ya destacó el hecho de que el nuevo Consejo Nacional Electoral cuente con “personalidades de la oposición democrática” y lo considera "un primer paso". La Organización de los Estados Americanos (OEA) rechazó y condenó la designación.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

 

Venezuela 360