Mexican President Andres Manuel Lopez Obrador, left, speak during a ceremony in Lazaro Cardenas, Quintana Roo state, Mexico,…
El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, a la izquierda, habla durante una ceremonia en Lázaro Cárdenas, estado de Quintana Roo, México. 1 de junio de 2020.

CARACAS - El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, indicó este lunes que, a pesar de las sanciones impuestas por parte de Estados Unidos, estaría dispuesto a enviar petróleo a Venezuela, si el gobierno en disputa de Nicolás Maduro se lo solicita.

“En el caso de que nos haga la solicitud (Venezuela) y fuese una necesidad humanitaria, lo haríamos”, indicó López Obrador en la conferencia de prensa diaria ante la pregunta de una reportera.

El mandatario agregó que, si bien no se ha hecho ninguna solicitud por el momento: “México es un país independiente, soberano. Tomamos nuestras propias decisiones y no nos metemos con las políticas de otros países”.

EE.UU. sancionó a la industria petrolera de la nación sudamericana el año pasado. Más recientemente, sancionó a cuatro compañías marítimas internacionales, tres con sede en las Islas Marshall y la otra en Grecia, por operar con el sector petrolero venezolano.

Vista de una estación de servicio mientras empieza surtir gasolina en el este de la capital venezolana.
¿Podría Venezuela dejar de ser un país petrolero?
Con la reciente importación de gasolina a Irán y la caída en su producción de crudo ¿puede Venezuela dejar de ser un país petrolero?

El gobierno en disputa de Venezuela ha atribuido en varias oportunidades la escasez de combustible - que se agudizó con el comienzo de la cuarentena por el coronavirus, hace más de tres meses - a las sanciones estadounidenses. 

Por ello, recurrió a Irán, otra nación cuyo sector energético se encuentra bajo sanciones impuestas por Washington. Hace unas semanas terminó de llegar al país el último de los cinco buques con gasolina enviados por Teherán a Venezuela.

En el marco de este envío de combustible, el gobierno en disputa aumentó la gasolina subsidiada y permitió que en algunas estaciones de servicio se vendiera a precio internacional y se pudiera pagar en divisas.

Venezuela 360