Enlaces para accesibilidad

Variante ómicron: las vacunas y las afirmaciones erróneas


Verificado Kim Iversen Engañoso

Si bien es cierto que las personas vacunadas aún pueden contraer y propagar el virus, se ha comprobado que las vacunas reducen significativamente las graves consecuencias de la infección.

El 28 de noviembre, la popular bloguera estadounidense Kim Iversen afirmó que las personas que están completamente vacunadas contra el COVID-19 son superpropagadores globales de la nueva variante ómicron.

“No puedo creer que después de que se haya descubierto que los viajeros completamente vacunados son los propagadores globales de la variante ómicron, TODAVÍA estamos hablando de obligar a las personas a vacunarse”, escribió en Twitter.

El tuit recibió miles de compartidos y me gusta; aún así, la afirmación es engañosa.

De hecho, hay pocos datos sobre cómo se está difundiendo la nueva variante.

La vacunación sigue siendo clave para resistir la pandemia de COVID-19. Si bien es cierto que las personas vacunadas aún pueden contraer y propagar el virus, se ha comprobado que las vacunas reducen significativamente las graves consecuencias de la infección y reducen las hospitalizaciones y las muertes.

Además, las personas no vacunadas tienen más probabilidades de contraer el virus de personas vacunadas que pueden contraer infecciones avanzadas, según descubrió un estudio reciente en el Reino Unido .

La nueva mutación ómicron se informó por primera vez a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en Sudáfrica el 24 de noviembre.

El 26 de noviembre, la OMS designó a ómicron como una variante preocupante, es decir, una variante que tiene el potencial de aumentar la transmisibilidad o la potencia.

No obstante, la OMS y las agencias nacionales de salud dicen que puede tomar días o semanas comprender completamente la nueva mutación, y que se sabe muy poco sobre omicron para evaluar si es más infeccioso o peligroso que las mutaciones anteriores. Eso incluye cómo responde a las vacunas.

El 28 de noviembre, la OMS resumió lo que se sabe actualmente:

"Todavía no está claro si ómicron es más transmisible (por ejemplo, se propaga más fácilmente de persona a persona) en comparación con otras variantes, incluida delta".

“Todavía no está claro si la infección con ómicron causa una enfermedad más grave en comparación con las infecciones con otras variantes, incluida delta. Los datos preliminares sugieren que hay tasas crecientes de hospitalización en Sudáfrica, pero esto puede deberse al aumento del número total de personas que se infectan, más que a una infección específica con ómicron. Actualmente no hay información que sugiera que los síntomas asociados con ómicron sean diferentes de los de otras variantes. Las infecciones reportadas inicialmente fueron entre estudiantes universitarios, individuos más jóvenes que tienden a tener una enfermedad más leve, pero comprender el nivel de gravedad de la variante ómicron llevará de días a varias semanas”.

La OMS explicó que está “trabajando con socios técnicos para comprender el impacto potencial de esta variante en nuestras contramedidas existentes, incluidas las vacunas. Las vacunas siguen siendo críticas para reducir la enfermedad grave y la muerte, incluso contra la variante circulante dominante, delta”.

En respuesta al descubrimiento de la variante ómicron, muchos países han restringido o prohibido los viajes hacia y desde África. El número de nuevos casos de COVID-19 en Sudáfrica aumentó a más de 3.200 diarios el 27 de noviembre, desde los 200 diarios de las semanas anteriores, según informó Associated Press .

También se han notificado casos de infección por ómicron en números crecientes en Europa, Asia y América del Sur.

Un estudio reciente de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE . UU. apuntó que las vacunas COVID-19 son menos efectivas para proporcionar inmunidad entre las personas inmunodeprimidas (77 %) en comparación con aquellas con sistemas inmunológicos sanos (90 %). Sin embargo, la vacunación demostró ser “altamente efectiva” en la prevención de “resultados graves”.

Iversen ha argumentado en contra de los mandatos de vacunas , alegando que debido a que las personas vacunadas están propagando la enfermedad y que los efectos de las vacunas disminuyen con el tiempo. Pero el colíder del estudio reciente del Reino Unido, publicado en The Lancet Infectious Diseases, le dijo a la BBC que aboga por que se vacunen más personas, no menos.

"La transmisión en curso que estamos viendo entre personas vacunadas hace que sea esencial que las personas no vacunadas se vacunen para protegerse de contraer infecciones y COVID-19 grave, especialmente porque más personas pasarán tiempo en espacios cerrados durante los meses de invierno", dijo el profesor Ajit Lalvani, del Imperial College de Londres.

"Descubrimos que la susceptibilidad a la infección ya aumentó unos meses después de la segunda dosis de la vacuna, por lo que aquellos elegibles para las vacunas de refuerzo deben recibirlas de inmediato".

La especulación y la desinformación en torno a ómicron surgieron en las plataformas de redes sociales y en los sitios web de teorías de conspiración contra las vacunas cuando se supo la noticia sobre la mutación.

Entre las falsedades virales y la desinformación se encuentran las afirmaciones de que ómicron es la mutación más letal de todas, desacreditada por los funcionarios de salud de Sudáfrica, y que las vacunas son la causa de ómicron.

*Traducción de un artículo publicado en Polygraph.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG