Enlaces para accesibilidad

Colombia desacelera la salida de venezolanos por restricciones de Caracas


Algunos migrantes permanecen en campamentos improvisados, mientras consiguen el dinero para los pasajes y la autorización que les permita regresar a su país.

Según Migración Colombia, más de 76.000 ciudadanos venezolanos han retornado voluntariamente a su país desde el comienzo de la pandemia.

Juan Francisco Espinosa Palacios, director de Migración Colombia, reiteró el martes que la salida de migrantes del territorio es un proceso que se ha ido desacelerando, a causa de las restricciones impuestas del gobierno en disputa de Venezuela para permitir la entrada de sus ciudadanos al país.

A través de un Facebook Live, el director de la autoridad migratoria señaló que, hasta el momento, más de 76.000 venezolanos han retornado voluntariamente a su país. Se han atendido 963 buses que han permitido el traslado de las personas hacia la frontera, así como a aquellos que han llegado caminando o permanecen en áreas fronterizas y han decidido retornar.

Más de 50.000, de este total, han regresado por el puente Internacional Simón Bolivar, en Norte de Santander, punto por donde hoy se permite solo el paso de 300 personas, tres veces a la semana. Por la zona de Arauca, se permite el paso de 100 personas, también solo tres días semanales.

Es decir, hay posibilidad de movilizar únicamente 1.200 migrantes venezolanos a su territorio en una semana. Es decir, 4.800 al mes, confirmaron la autoridades migratoria.

“Eso nos ha generado dificultades al interior del país”, dijo Espinosa, puesto que miles de venezolanos aún esperan que las autoridades autoricen su retorno, desde diferentes ciudades del país.

En Bogotá, explicó el funcionario, hay más de 15.000 ciudadanos venezolanos que han expresado su interés de viajar o desplazarse hacia Venezuela. En la Costa Caribe, hay 8.000 adicionales. En Cali, hay 800 personas pendientes de viajar. En Ipiales, en la terminal, quedan 400 personas. En Antioquia, han expresado su deseo de migrar más de 3.500 personas. En Bucaramanga, en el parque del agua, hay 800 personas. Y en las zonas de frontera, hay 800 personas en norte de Santander, pendientes de lograr su paso. Sumadas a 300 más en Arauca.

Es decir, facilitar el paso de venezolanos que han expresado su deseo de salir podría llevar alrededor de seis meses, bajo las condiciones actuales.

"Quisiéramos que Venezuela fuera generoso con sus connacionales y permitiera un mayor ingreso. De lo contrario, si todos persistieran en su deseo de ir hacia Venezuela, nos tomaría 5 o 6 meses".

Desde Bogotá, han salido más de 11.000 migrantes. Desde Bucaramanga, un poco más de 4.000. Desde Cali, cerca de 3.000. Y, desde Medellín, un poco más de 2.000. El 54% son hombres y el restante 45%, mujeres.

Espinosa le explicó a la Voz de América que "dadas las restricciones de Venezuela", se ha tenido que "desacelerar ese procedimiento de salida de migrantes, sobre todo de Bogotá".

"Estas personas lo que hicieron fue adquirir sus tiquetes en la terminal de transportes del norte Bogotá y deben esperar, tenernos un poquito de paciencia, para que les confirmen el día de su salida porque no podemos contribuir a que mayor cantidad de personas estén en zona de frontera sin posibilidad de salir y vamos, poco a poco, dando la movilidad que permita que ellos no tengan que pasar un periodo largo en zonas de frontera y por el contrario puedan salir, una vez desciendan del bus", agregó.

Las medidas, agregó el director de Migración Colombia, se dan para evitar aglomeraciones en las zonas fronterizas y proteger la comunidad local y los migrantes que llegan al punto.

¿Colapso en zonas fronterizas?

La autoridad migratoria colombiana reiteró que se sigue evacuando a los venezolanos que están en zona de frontera, priorizando a menores de edad y mujeres embarazadas.

Hasta el momento, se ha restringido el viaje de buses hacia Note de Santander y, para evitar la aglomeración, se refirió a la creación de la Estación Sanitaria Transitoria Tienditas para que permanezcan los venezolanos, mientras pueden pasar a su país.

No obstante, Espinosa insistió en que la reactivación económica que se está produciendo en Colombia permitirá la desaceleración del proceso migratorio hacia Venezuela, al permitir que los migrantes encuentren nuevas fuentes de trabajo.

Así mismo, reiteró que los venezolanos podrán desplazarse únicamente en buses autorizados por las autoridades locales, después de que las personas informen de su deseo de regresar a Colombia, a través de las alcaldías o la Policía Nacional.

Espinosa, incluso, insistió en que se vienen adelantando los procesos de sanción al transporte ilegal de venezolanos.

"Hemos detectados algunos vehículos, tipo buses irregulares, que no han sido autorizados y procedimos, junto a la dirección de tránsito de la Policía Nacional, a la detención de 14 buses y 6 vehículos particulares que estaban transportando de manera ilegal a migrantes hacia la frontera".

Además, se realizó la captura y se procedió a la judicialización de un "coyote", es decir, una persona "que vende un servicio ilegal de tránsito de migrantes de un lugar a otro" que cobraba 200.000 pesos (un poco más de 50 dólares), en el peaje de Los Acacios, el anillo que va hacia Cúcuta, explicó el funcionario.

Espinosa hizo un llamado a los venezolanos sobre las estafas que se están presentado en diferentes ciudades de Colombia: “No existe un servicio que les garantice a ustedes un paso hacia la frontera, dadas las restricciones de Venezuela. No caigan en el engaño de que les van a vender transporte, salud, alimentación y paso garantizado. Eso no existe”.

Sobre los colombianos que se encuentran en Venezuela, afirmó que "infortunadamente la relación con ese país, dada la ausencia de gobierno, es inexistente", lo que complica "un poco las cosas", pero manifestó que continúan contemplando alternativas para garantizar su regreso, incluso por vía terrestre.

Según la autoridad migratoria, 16.000 colombianos que han logrado regresar al territorio nacional.

XS
SM
MD
LG