Enlaces para accesibilidad

Unos 300 nicaragüenses varados en Costa Rica siguen esperando permiso para entrar a su país


Nicaragua les exige demuestren con una prueba que no son positivos a COVID-19.

El grupo no tiene relación con los traslados de nicaragüenses que está haciendo Panamá. Algunos de estas personas residían en Costa Rica.

La Dirección de Migración de Costa Rica confirmó el jueves que unos 300 nicaragüenses, -entre ellos niños, mujeres y ancianos-, esperan en el sector fronterizo de Peñas Blancas para poder ingresar a Nicaragua debido a nuevas restricciones migratorias de ese gobierno para evitar más contagios del nuevo coronavirus.

La institución también dio a conocer que muchas de estas personas tenían algún trámite migratorio o residencia en curso en Costa Rica, pero han decidido abandonar ese país.

Los migrantes varados desde el sábado alegan que se les está negando el ingreso a su país, ya que las autoridades nicaragüenses les piden una prueba negativa de COVID-19 para ser admitidos. Ese requisito es nuevo y forma parte de una resolución emitida por el Ministerio de Salud de Nicaragua (MINSA), la cual exige que toda persona que quiera ingresar a Nicaragua debe presentar una prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) en un periodo no máximo a 72 horas.

Una nota de prensa emitida por MINSA y publicada en el portal oficial del gobierno, cita que los viajeros cuya prueba resulte negativa y no presenten síntomas relacionados al virus podrán tener libre movilidad en el país y que se les dará seguimiento por parte de personal sanitario durante 14 días.

Álvaro Leiva, presidente de la ONG Asociación Nicaragüense Pro-Derechos Humanos con sede en Costa Rica, se pronunció ante el hecho de que se les exija la prueba para dejarlos retornar a su país.

“Lo que hoy nos está preocupando es vinculado a que el régimen Ortega-Murillo está pidiendo como condición la prueba de COVID-19 como requisito (…) Esto es totalmente inverosímil”, apuntó.

Un vocero del grupo, que no quiso ser identificado por temor a represalias por parte del gobierno nicaragüense, y que habla en un video compartido a la Voz de América explicó que las condiciones en las que se encuentran son de hacinamiento y que hay niños con diarrea y sintiéndose mal.

Nicaragüense varado Costa Rica
please wait

No media source currently available

0:00 0:02:19 0:00

El vocero también dijo que Costa Rica les ha brindado apoyo para sobrellevar la espera a la que se han visto obligados debido a que fueron “empujados y golpeados por los antimotines y la Policía de Nicaragua” cuando querían retornar a su país y tuvieron que ingresar nuevamente a territorio costarricense”.

Los nicaragüenses varados afirman estar a la espera que el gobierno de Costa Rica se pronuncie ante su situación y que les permitan ingresar a Nicaragua.

Directora de Migración de Costa Rica Raquel Vargas
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:26 0:00

Por su parte la directora de Migración de Costa Rica, Raquel Vargas, hizo un llamado a los migrantes, pidiéndoles “no acercarse a Peñas Blancas si no tienen la prueba COVID-19 negativa”. También explicó que quienes ya se han hecho la prueba pueden ingresar sin problemas.

Vargas pidió a los nicaragüenses y a cualquier otro migrante que eviten la aglomeración en el sector, ya que por su característica no es un espacio habitable o donde se puedan habilitar ningún tipo de servicio básico.

(Con información de Armando Gómez, corresponsal de la VOA en Costa Rica )

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG