Enlaces para accesibilidad

Cumbre climática COP26: ¿Éxito o fracaso?


Los delegados son vistos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), en Glasgow, Escocia, Gran Bretaña, el 12 de noviembre de 2021. Archivo.

Los expertos evalún los resultados de la Cumbre Climática COP26 y concuerdan en que lo hecho no es suficiente.

Un mes después de la conferencia de la ONU sobre el cambio climático en Glasgow, Escocia, conocida como COP26, políticos, analistas y defensores de la acción climática están haciendo balance de lo acordado. Y el consenso es que, si bien se logró un progreso sustancial en varias áreas, no fue suficiente.

El mundo todavía está fuera del camino para evitar una crisis climática y no llega a limitar el calentamiento global a 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, un objetivo establecido en conversaciones anteriores en París en 2015. A la vez, tampoco alcanza el propósito de reducir el carbono y emisiones de metano, poner fin a la deforestación, reducir el uso de carbón y renovar el compromiso de financiación para los países más pobres y más vulnerables a las condiciones meteorológicas extremas.

El propio Comité de Cambio Climático de Gran Bretaña, un organismo independiente establecido para asesorar al gobierno del Reino Unido sobre los objetivos de emisiones, dice que la COP26 "marcó un paso adelante en los esfuerzos globales para abordar el cambio climático".

El organismo afirma que hubo un aumento en las ambiciones de reducir las emisiones en todo el mundo y enumera como logros la "finalización de las reglas sobre informes de emisiones y comercio internacional de carbono, y el lanzamiento de una gama de nuevas iniciativas y acuerdos sectoriales".

Sin embargo, el comité agregó: "Hasta qué punto esto puede considerarse un éxito dependerá de las acciones de seguimiento durante el próximo año y más allá".

Activistas no impresionados

Para muchos activistas climáticos, la cumbre de dos semanas fue solo más ruido. La activista adolescente Greta Thunberg calificó a la COP26 como "un festival del engaño verde del norte global".

La activista climática Greta Thunberg habla en el escenario después de una protesta durante la cumbre de la Cop26 en Glasgow, Escocia, el 5 de noviembre de 2021
La activista climática Greta Thunberg habla en el escenario después de una protesta durante la cumbre de la Cop26 en Glasgow, Escocia, el 5 de noviembre de 2021

Pero algunos analistas serios también coinciden en que la cumbre debería marcarse como un fracaso, porque no alcanzó los objetivos que se propuso.

"¿Fue la COP26 un fracaso? Si evaluamos esto usando los objetivos establecidos originalmente en la cumbre, la respuesta es sí, se quedó corta. No se cumplieron dos elementos importantes: renovar los objetivos para 2030 que se alinean con limitar el calentamiento a 1.5 ℃, y un acuerdo para acelerar la eliminación del carbón", concluyeron Robert Hales y Brendan Mackey, académicos de la Universidad Griffith de Australia, en un comentario para el sitio web The Conversation.

Debido a una intervención de último minuto de la India, un acuerdo para acelerar la eliminación gradual del carbón se diluyó en el comunicado final a la mucho más vaga "eliminación gradual" del carbón.

Pero Hales y Mackey también dicen que en la COP26 "hubo decisiones importantes y puntos brillantes notables". Dicen que la COP26 puede verse más tarde como el momento en que el mundo dio "un giro inequívoco hacia los combustibles fósiles como fuente de energía", y destacan el énfasis de la COP26 en la importancia de mitigar los daños a la naturaleza y los ecosistemas, incluida la protección de los bosques y la biodiversidad.

En un acuerdo paralelo en Glasgow, otros 124 países se comprometieron a poner fin a la deforestación para 2030. Otros analistas elogian el pacto final que insta a los países a cumplir una promesa excepcional de entregar 100.000 millones anuales durante cinco años a los países en desarrollo que son vulnerables al daño climático.

La ayuda va dirigida a la adaptación y desarrollo de infraestructura resiliente. Muchas naciones en desarrollo ya están viendo una disminución de los rendimientos de los cultivos y están experimentando tormentas devastadoras.

Rob Stavins, profesor de Energía y Desarrollo Económico en la Universidad de Harvard, se mantiene cautelosamente optimista y dice que evaluar el éxito y el fracaso de la COP26 es "a la vez simplista y oculta gran parte del propósito y la función de estas negociaciones anuales".

"Esto es un maratón, no un sprint (carrera corta)", le dijo a Harvard Gazette. "Para continuar con esa metáfora: es una carrera de relevos y lo fundamental es no dejar caer de uno a otro. Y este fue un pase razonable a la próxima Conferencia de las Partes".

Las próximas conversaciones sobre el clima mundial están programadas para el próximo año en Egipto.

Stavins dice que antes de las conversaciones de París de 2015, el mundo se dirigía a un calentamiento de 3,7 grados centígrados a finales de este siglo. Después de la COP21, la trayectoria se redujo a 2,7 grados de calentamiento. Los objetivos de reducción de emisiones actualizados acordados en Glasgow redujeron la trayectoria aún más a 2,4 grados Celsius.

"Y luego, si agrega todas las declaraciones de los países sobre emisiones netas cero para el año 2050, además de las declaraciones de la industria privada, podríamos estar en alrededor de 1,8 grados centígrados", dijo.

Eso mantiene la meta de 1,5 grados Celsius al alcance, dijo el presidente de la COP26, Alok Sharma, en sus comentarios finales en Glasgow, aunque señaló que su "pulso sigue siendo débil".

Los activistas de Oxfam vestidos como los 'líderes mundiales ineficaces en la lucha contra incendios' posan para una foto cerca de la Cumbre del Clima de la ONU COP26 en Glasgow, Escocia, el 12 de noviembre de 2021.
Los activistas de Oxfam vestidos como los 'líderes mundiales ineficaces en la lucha contra incendios' posan para una foto cerca de la Cumbre del Clima de la ONU COP26 en Glasgow, Escocia, el 12 de noviembre de 2021.

¿Quien pagará?

Débiles o no, a algunos les preocupa que los gobiernos, especialmente los occidentales, vayan demasiado rápido con la descarbonización y corran el riesgo de perder el apoyo de sus propias poblaciones al no tener en cuenta el impacto económico de los cambios monumentales previstos.

Las encuestas de opinión sugieren que en todo el mundo, una inmensa mayoría de personas ven el cambio climático como una emergencia que requiere una acción radical. Pero algunas encuestas de las últimas semanas también han sugerido que cuando se les dice a las personas cuáles pueden ser los costos para frenar el calentamiento global, se muestran reacias a asumir la carga financiera.

Durante la COP26 hubo muchas discusiones sobre cómo financiar la transición de la dependencia de los combustibles fósiles a la energía renovable y sostenible y cómo financiar proyectos para hacer que los países sean más resistentes al clima extremo. Pero hubo poca claridad sobre cómo se deberían compartir los costos entre los gobiernos (a través de impuestos), los consumidores, los hogares y el sector privado.

En Glasgow, los principales bancos, inversores y aseguradoras prometieron billones de dólares en financiación ecológica en un compromiso coordinado para incorporar las emisiones de carbono en sus decisiones de inversión y préstamos. El compromiso fue asumido por más de 450 instituciones financieras en 45 países que administran activos valorados en 130 billones de dólares".

Algunos analistas y economistas de la industria advirtieron que los planes del sector privado están lejos de ser concretos y que persisten problemas importantes sobre cómo medir la huella de carbono de las carteras de inversión y alinear esas mediciones en los mercados financieros internacionales. Es especialmente preocupante cómo verificar la exactitud de lo que informan los bancos y los inversores.

A otros les preocupa que las firmas financieras estén ahí para maximizar las ganancias para los clientes y accionistas y que corran el riesgo de perder clientes o incumplir sus obligaciones fiduciarias si no logran mantener buenos rendimientos. No está claro en esta etapa cuán rentables serán las inversiones verdes.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTubey activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG