Enlaces para accesibilidad

Raza y Realeza: Meghan y Enrique hunden al Palacio en una profunda crisis


El duque y la duquesa de Sussex, Enrigue y Meghan, durante la entrevista con Oprah Winfrey, transmitida el domingo 7 de marzo de 2021.

El duque y la duquesa de Sussex acusan a un miembro de la familia real de plantear preguntas sobre el color de piel de su hijo Archie. El Palacio de Buckingham no ha emitido comentarios.

La familia real británica se vio sumida en una crisis el lunes, un día después de que el duque y la duquesa de Sussex, conocidos popularmente como Harry y Meghan, dijeran en una entrevista que un miembro de la realeza había expresado preocupaciones sobre el color de la piel de su hijo Archie y les informó que el niño no se convertiría en príncipe.

“Entonces, tenemos en conjunto la conversación de, no se le dará seguridad...No le van a dar un título. Y también preocupaciones y conversaciones sobre cuán oscura podría ser su piel cuando nazca”, dijo Meghan a la magnate de los medios Oprah Winfrey en la entrevista transmitida el domingo por la noche en la cadena de televisión estadounidense CBS.

Meghan es hija birracial de madre negra y padre blanco.

Cuando se le preguntó sobre las acusaciones más adelante en la entrevista, el príncipe Harry dijo que la conversación tuvo lugar al principio de la relación entre él y Meghan. No nombraron a la persona que hizo el comentario.

“Esa conversación nunca voy a compartir. Pero en ese momento fue incómodo. Estaba un poco sorprendido”, dijo el príncipe de 36 años. “Pero eso fue justo al principio, cuando (Meghan) no iba a recibir seguridad, cuando miembros de mi familia sugirieron que ella siguiera actuando porque no hay suficiente dinero para pagar por ella y todo ese tipo de cosas. Por ejemplo, antes de casarnos, hubo algunas señales obvias de que esto iba a ser realmente difícil".

El Palacio de Buckingham aún no ha respondido a las acusaciones. Actualmente está llevando a cabo una investigación sobre las acusaciones de que Meghan intimidaba a miembros de su personal, una acusación que ella niega.

Harry y Meghan dejaron sus deberes en marzo de 2020 después de luchar con la vida real y se mudaron a California.

Meghan dijo que la reina Isabel siempre había sido "maravillosa" para ella. La mujer de 39 años le dijo a Winfrey que había luchado con lo que la pareja vio como ataques racistas en los medios. Meghan también dijo que había tenido pensamientos suicidas con regularidad durante el embarazo, pero que no había recibido apoyo.

“Fue solo una vez que nos casamos y todo comenzó a empeorar realmente que llegué a comprender que no solo no estaba protegida, sino que ellos estaban dispuestos a mentir para proteger a otros miembros de la familia. Pero no estaban dispuestos a decir la verdad para protegernos a mí y a mi esposo ".

Harry describió cómo la pareja había sido separada financieramente de la familia real. Dijo que su padre, el príncipe Carlos, el futuro rey, se había negado a atender sus llamadas.

“Tuve tres conversaciones con mi abuela y dos conversaciones con mi padre antes de que dejara de atender mis llamadas y luego me dijera: '¿Puedes poner todo esto por escrito, cuál es tu plan?'”, dijo Harry.

El analista británico Richard Fitzwilliams dijo que el alcance de la relación rota de Harry y Meghan con la familia real ha quedado al descubierto.

“Se sienten enojados y amargados. Este es un acto de venganza supremo, porque no está claro exactamente cómo responderá el palacio. Sin embargo, no pueden hacer nada cuando se hacen acusaciones de este tipo. Y más particularmente, la acusación de racismo, eso será absolutamente tóxico. Pero esto es, quisiera enfatizar, sólo un lado del asunto”, dijo Fitzwilliams a la VOA.

Los críticos dijeron que Winfrey debería haber cuestionado más de cerca el comportamiento de Meghan.

“Esta es una mujer que parece tener el hábito de pelearse con la gente. Pero ninguno de los comportamientos verdaderos de Meghan fue cuestionado. Fue un ejercicio absoluto de incendiar la Casa de Windsor, y salí con un sabor muy desagradable en la boca”, dijo a BBC News la biógrafa real Anna Pasternak.

Las revelaciones serán dolorosas para la reina Isabel, dijo Fitzwilliams.

“Lo que pintan es un retrato de aislamiento, y el palacio se presenta (como) una forma de prisión. Esto es extremadamente destructivo y no creo que se desarrolle felizmente de ninguna manera.

La entrevista está resultando divisoria entre el público británico.

“Como mujer negra, ella (Meghan) no lo tuvo muy fácil dentro de la familia real, y los periódicos tampoco fueron exactamente amigables al respecto”, dijo Karen Louise, una fotógrafa londinense de 39 años.

Elaine Naylor, residente londinense de setenta y cinco años, criticó la decisión de la pareja de seguir adelante con la entrevista.

“Creo que han hecho algo mal. Y lo siento, de verdad, porque no creo que se hayan hecho ningún bien ”, dijo Naylor.

La pareja real visitó Sudáfrica en 2019, un país con el que Harry ha forjado un vínculo de por vida. Los residentes de Johannesburgo ofrecieron el lunes su apoyo a Meghan.

“Tan pronto como se casaron, ya sabes, los tabloides británicos empezaron a atacarla. Desde el arranque, comenzaron a atacarla. Entonces, creo que hay racismo en juego ”, dijo Timmy Mathebula, residente de Johannesburgo.

La acritud de la separación de Harry y Meghan de la familia real contrasta con las esperanzas de su matrimonio en 2018, dijo Fitzwilliams.

“Harry y Meghan iban a ser la pareja que modernizaría la monarquía, se acercarían a los jóvenes, particularmente a las personas de color, y especialmente en el Commonwealth. Fue una idea fantástica, y ella también fue muy elocuente. Pero esto no representa nada parecido a la realidad con el resentimiento detrás de esta entrevista”.

Las acusaciones podrían afectar la imagen de Gran Bretaña en el exterior.

“Creo que Gran Bretaña tal vez tenga un problema aquí, porque los jóvenes, las personas de color, quizás encuentren puntos de vista diferentes. Será interesante ver las encuestas. Pero esto es terriblemente destructivo”, dijo Fitzwilliams a la VOA.

Harry también reveló que él y Meghan están esperando una niña.

“Tener un hijo, uno o dos, sería increíble. Pero tener un niño, luego una niña. ¿Qué más puedes pedir?", dijo.

Pero la entrevista será más recordada por las acusaciones de la pareja contra la familia real mientras el mundo espera su respuesta.

XS
SM
MD
LG