Enlaces para accesibilidad

España intercepta paquete bomba en la embajada de EEUU en Madrid


Policías vigilan la embajada de Ucrania en Madrid, el primer lugar donde detonó una carta que contenía una bomba.

Las autoridades españolas investigan quién o quiénes están detrás de la oleada de explosivos detectados en las últimas horas.

España interceptó y detonó el jueves una carta bomba en la embajada de Estados Unidos en Madrid, el sexto artefacto de este tipo reportado en las últimas horas.

El primero había sido detectado el 24 de noviembre e informado en el día de hoy. Los otros cinco fueron detectados en las últimas 24 horas.

De acuerdo con informaciones del ministerio del Interior de España a las que tuvo acceso la Voz de América, el filtro de seguridad de la embajada de EEUU en Madrid detectó e inteceptó el sobre explosivo sobre las 12:30 pm [hora de España] de este jueves y fue activado el protocolo policial. El artefacto fue detonado.

A través de redes sociales, la misión estadounidense confirmó “la recepción de un paquete sospechoso” y agradeció el trabajo de las fuerzas de seguridad.

El país europeo se enfrenta a una oleada de objetos explosivos enviados a personalidades de alto nivel, entre ellos el presidente Pedro Sánchez, cuyo equipo de seguridad desactivó uno de estos el pasado 24 de noviembre.

Las otras cartas explosivas fueron reportados en la embajada de Ucrania en España; el ministerio de Defensa; la base militar de Torrejón de Ardoz y en una empresa de Zaragoza que fabrica armas que el gobierno español envía a Ucrania.

Ucrania acusa a Rusia

El ministro de Defensa de Ucrania, Oleksii Reznikov, se refirió a los hechos este miércoles durante un encuentro con su homóloga española en Odesa. El diplomático acusó a Rusia de estar detrás de las cartas.

“El mundo está empezando a reconocer que [Rusia] es un Estado terrorista. Y el terror no conoce fronteras. Hoy, la ministra habló sobre las cartas con explosivos que ya están recibiendo en España. Usan métodos terroristas para aterrorizar” dijo Reznikov en declaraciones recogidas por la agencia Reuters.

Margarita Robles, la ministra de Defensa española reiteró el apoyo de España hacia Ucrania: “Ninguno de estos envíos ni ninguna otra acción violenta cambiará el claro y firme compromiso de España, los países de la OTAN y la Unión Europea de apoyar a Ucrania porque Ucrania defiende una causa justa”.

En declaraciones a la cadena TVE el canciller ucraniano en España, Serhii Pohoreltsev, también señaló al Kremlin como responsable e hizo un llamado para que Moncloa designe a Rusia como “Estado terrorista”.

Por su parte, la embajada de Rusia en el país europeo se desmarcó de las acusaciones y, a través de las redes sociales, declaró que “cualquier amenaza o acto terrorista, más aún dirigidos contra una misión diplomática, son totalmente condenables”.

En una rueda de prensa que tuvo lugar el jueves antes de conocer la existencia de un sexto artefacto, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez, dijo que los dispositivos se enviaron en paquetes marrones que contenían un polvo inflamable y un cable trampa que generaría "llamas repentinas" en lugar de una explosión.

Los paquetes iban dirigidos a los directores de las instituciones a las que se enviaban.

Pérez comentó que uno de los artefactos detonó el miércoles e hirió a un agente de seguridad de la embajada ucraniana en Madrid. Los otros tres fueron detonados por las fuerzas de seguridad en explosiones controladas y uno se había conservado intacto con fines de investigación.

"Parece que todas fueron enviadas desde el interior del país, pero nos basamos en las primeras inspecciones visuales sin tener todavía un informe técnico en profundidad", dijo el funcionario.

Por otro Aldo, Pérez afirmó que aún no parecía necesario convocar la comisión de seguridad que evaluaría aumentar el nivel de amenaza terrorista de España, que ya está en el segundo nivel más alto tras los atentados islamistas en toda Europa en la última década.

El Ministerio del Interior dijo en un comunicado que, sin embargo, había ordenado a la policía que reforzara la seguridad en torno a los edificios públicos y que revisara especialmente los envíos postales con atención.

Una fuente cercana a la investigación dijo que, aunque los artefactos eran de fabricación casera, "no eran algo que pudiera hacer cualquiera", y que los investigadores trataban ahora de rastrear su contenido hasta su origen.

El Tribunal Superior de Justicia de España, especializado en terrorismo, ha abierto una investigación, según una fuente judicial.

[Reporte de Julia Riera. Contiene información de la agencia Reuters]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTubey activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG