Enlaces para accesibilidad

EE.UU.: funcionarios de salud testifican ante el Congreso sobre COVID-19


El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, es uno de los funcionarios de salud que testifican este martes en el Congreso.

Un comité de la Cámara de Representantes, dominada por los demócratas, quiere revisar la respuesta de la administración del presidente Donald Trump a la crisis de COVID-19

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos reiteró este martes en una audiencia del Congreso que está “cautelosamente optimista” en que una vacuna para el coronavirus pueda estar disponible para fines de este año.

Fauci y otros altos funcionarios de salud respondieron a una serie de preguntas de los miembros del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, que quiere revisar la respuesta de la administración del presidente Donald Trump a la crisis de COVID-19.

Junto a Fauci declararon Robert Redfield, director de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC); Stephen Hahn, director de la Administración de Drogas y Alimentos, y Brett Giroir, al frente del Servicio de Salud Pública de Estados Unidos.

Fauci dijo que aunque nunca se puede garantizar toda la seguridad y la eficacia de una vacuna hasta que esté a prueba entre la población, hay “candidatos favorables con buenos resultados”.

Por lo pronto, tanto él como los otros funcionarios advirtieron que la actividad del coronavirus se mantendrá por algún tiempo y aconsejaron el uso de la distancia social y otras medidas de seguridad para mantenerse protegidos contra la pandemia.

La audiencia tuvo lugar en vivo en la Cámara de Representantes y no de manera virtual.

Fauci dijo además que el país está viendo un “repunte perturbador” de nuevos casos de COVID-19 en algunos estados, especialmente en la Florida, Arizona y Texas.

“Las dos próximas semanas serán críticas” para la capacidad de abordar estos repuntes”, señaló el especialista.

Repuntes recientes

Muchos estados se encuentran en el proceso de aliviar las restricciones que se tomaron para frenar la propagación del virus.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dijo el lunes que reimponer las restricciones sería solo un recurso extremo, pero declinó emitir una orden para que se usen máscaras obligatorias en lugares públicos, a pesar de que el virus se está propagando “a un ritmo inaceptable”.

Texas mantiene un récord de infecciones diarias por casi dos semanas y las hospitalizaciones en el estado han aumentado.

El vecino Luisiana sobrepasó las 3.000 muertes por el virus y, en medio del repunte, el gobernador John Bel Edwards, dijo que mantendría en vigor las actuales limitaciones que debían terminar el viernes.

Las hospitalizaciones aumentaron también en Georgia, mientras el número de casos confirmados está subiendo en más de una docena de estados. El país tiene ahora más de 120.000 muertes y 2,3 millones de casos.

XS
SM
MD
LG