Enlaces para accesibilidad

Guatemala: la pandemia da un respiro, disminuyen infecciones


Una mujer recibe un resultado tras hacerse una prueba de COVID-19 en un puesto del Ministerio de Salud en Ciudad de Guatemala, el miércoles 25 de agosto de 2021.

Después de afrontar el mayor pico de la pandemia, Guatemala registra un descenso de contagios de COVID-19.

Los nuevos casos de COVID-19 en Guatemala siguen descendiendo, con una positividad promedio del 10% en las pruebas de la última semana después de haber alcanzado hasta un 35% durante agosto y septiembre, según reporta el Ministerio de Salud.

Así y todo, las autoridades están insistiendo que la población no debe bajar la guardia en un momento como este.

“Estamos en una etapa importante de disminución en el número de casos, pero sobre todo, de reducción en los índices de positividad, y deberíamos hacer el esfuerzo por mantenernos así y evitar esos escenarios que proyecta la universidad de Washington de un repunte de casos importante”, dijo el ministro de Salud, Francisco Coma.

Según el funcionario, la reducción es producto de las acciones conscientes de la población de guardar el distanciamiento y el uso de la mascarilla, aunque también podría ser resultado del avance en la vacunación.

“El impacto más importante es lo que está representando la vacunación, porque si bien hay casos positivos, primero se reduce la posibilidad de contagio, y se disminuye los usos de los servicios en la red hospitalaria”, explicó.

Laura Hernández, colaboradora de un laboratorio móvil, dijo que los centros de pruebas de COVID-19 también registran menos demanda. “Ha bajado bastante la curva de lo que es COVID, tanto como positivos, y la gente ya no ha buscado tanto la prueba, porque gracias a Dios ha estado bajando”.

Sin embargo, el ministro Coma advierte que la alerta persiste por el alcance descontrolado que ha tenido la variante delta.

“Hoy por hoy el 100% de los casos de la última secuenciación realizada son provocados por la variante delta. Esta es una variante que tiene el comportamiento de ser muy agresiva desde el punto de vista de la transmisibilidad”, afirmó.

Las autoridades están analizando además no permitir la entrada de personas a cementerios el próximo 1 de noviembre, Día de todos los Santos, para evitar aglomeraciones y un nuevo repunte de casos de COVID-19.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG