Enlaces para accesibilidad

HRW insta a Rusia a detener el uso de minas antipersonas en Ucrania


Los militares de las Fuerzas Militares de Ucrania pasan junto a una placa de metal que dice "Precaución, minas" en la línea del frente con los separatistas respaldados por Rusia cerca de la aldea de Luganske, en la región de Donetsk, el 11 de enero de 2022.

Human Rights Watch pidió la condena internacional para Rusia por usar este tipo de armamento, prohibido en Ucrania, un país que forma parte del Tratado de Prohibición de Minas de 1997.

La organización Human Rights Watch (HRW, por sus siglas en inglés) dice que Rusia está causando víctimas y sufrimiento entre los civiles en su guerra contra Ucrania debido al uso de minas terrestres antipersonas, que han sido prohibidas internacionalmente.

En un informe publicado el 16 de junio, HRW dice que, si bien tanto Rusia como Ucrania han utilizado minas antivehículos, Rusia es la única parte en el conflicto -que esté documentado- que ha utilizado minas antipersonas, que matan e hieren a civiles e interrumpen la producción de alimentos. .

El informe, titulado 'Uso de minas terrestres en Ucrania', describe siete tipos de minas antipersonas documentadas que han sido utilizadas por las fuerzas rusas en Ucrania desde que comenzó la invasión el 24 de febrero.

El informe de 19 páginas resalta que Ucrania parece estar respetando sus obligaciones como firmante del tratado internacional que prohíbe las minas antipersonas que Kiev ratificó en 2005.

“El descarado uso de minas antipersonas por parte de Rusia en un país que ha prohibido explícitamente estas armas no tiene precedentes y merece una fuerte condena mundial”, dijo Steve Goose, vocero de HRW.

Un letrero dice "Minas" junto a minas antitanque, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en el pueblo de Husarivka, en la región de Járkov, Ucrania, el 14 de abril de 2022.
Un letrero dice "Minas" junto a minas antitanque, en medio del ataque de Rusia a Ucrania, en el pueblo de Husarivka, en la región de Járkov, Ucrania, el 14 de abril de 2022.

“Las minas terrestres antipersonas nunca deben usarse debido a su amenaza inevitable a largo plazo para la vida y el sustento de los civiles”, dijo.

Rusia, que no ha respondido al informe de HRW, no es parte del Tratado de Prohibición de Minas de 1997 que ha sido ratificado por 164 países. Además de prohibir el uso de tales armas, el tratado también exige la destrucción de existencias, la limpieza de áreas minadas y la asistencia a las víctimas.

Campo de batalla y escenario de pruebas

El informe dice que Rusia incluso usó su invasión de Ucrania para probar en combate varios tipos de minas terrestres recién producidas por fabricantes estatales. Una de esas minas, producida por primera vez en 2021, es particularmente peligrosa, alerta HRW.

La mina antipersonal POM-3 se lanza a una altura de 1 a 1,5 metros cuando se activa, antes de detonar en el aire y esparcir metralla letal hasta unos 16 metros de distancia. Su fusible sísmico lo hace propenso a detonar cuando se le acerca. La mina tiene un temporizador que le permite autodestruirse después de un cierto período.

Debido al uso de minas terrestres por parte de los invasores rusos, la producción agrícola en Ucrania también se ha visto afectada, ya que el uso de vehículos agrícolas en los campos y en los caminos y carreteras rurales se ha vuelto riesgoso.

El informe cita declaraciones de residentes locales en la región de Járkov que dicen que las fuerzas rusas en retirada no lograron despejar las minas que habían colocado, marcar el área o advertir a los lugareños que evitaran los campos minados, lo que provocó al menos un incidente en el que un trabajador agrícola herido y resultó muerto.

HRW dijo que también ha documentado el uso por parte de las fuerzas rusas en Ucrania de trampas explosivas activadas por las víctimas, que están prohibidas por los tratados internacionales.

El informe insta a Moscú a detener de inmediato el uso de minas antipersonal en Ucrania. También pide a Ucrania que se asegure de que sus fuerzas continúen respetando sus obligaciones en virtud del Tratado de Prohibición de Minas.

“Desarrollar y producir minas terrestres que la mayoría de los países han rechazado es una inversión moralmente reprobable”, dijo Goose.

“Las minas configuradas para autodestruirse a intervalos aleatorios solo aumentan el riesgo de daño civil, especialmente para los desminadores encargados de destruirlas de manera segura”, zanjó.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG