Enlaces para accesibilidad

Administración Biden presenta plan para agilizar casos de asilo político en frontera sur


Solicitantes de asilo proyectan sombras en una pared mientras forman una cola para ser procesadas por la Patrulla Fronteriza de EE. UU. después de cruzar el Río Bravo hacia los Estados Unidos desde México en Roma, Texas, el 12 de agosto del 2021.

El Gobierno de EE. UU. anunció un plan con el que se agilizarían los tramites para el asilo, de los que hay retrasados más de un millón de casos. El plan resultaría en una aprobación o en una deportación acelerada. Todo sin comparecer ante un juez.

El gobierno del presidente Joe Biden dio a conocer una propuesta el miércoles para acelerar el manejo de las solicitudes de asilo a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México para abordar un récord de aproximadamente 1,3 millones de casos acumulados.

Según el plan propuesto, los solicitantes de asilo que establezcan que tienen un temor creíble de persecución y se coloquen en procedimientos de deportación acelerados podrán hacer que sus casos sean escuchados y decididos por los oficiales de asilo del Servicio de Inmigración y Ciudadanía (USCIS), en lugar de por jueces de inmigración, que suelen estar abrumados por los casos.

La nueva directriz cambia lo que sucede después de la evaluación inicial, que se espera que ahora se considere una solicitud de asilo.

"Las personas que son elegibles recibirán ayuda más rápidamente, mientras que las que no sean elegibles serán expulsadas rápidamente", dijo el secretario de Seguridad Nacional de los Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, en un comunicado. "Estamos construyendo un sistema de inmigración que está diseñado para garantizar el debido proceso, el respeto la dignidad humana y promover la equidad".

En cualquier caso, quienes reciban un resultado negativo en la etapa inicial podrán apelar ante los tribunales de inmigración administrados por el Departamento de Justicia.

Aunque no se espera que la regla se implemente durante meses, tiene el potencial de cambiar la dinámica del sistema de asilo de EE. UU., lo que lleva a decisiones de asilo más rápidas y a una disminución de los casos que abarrotan el atraso de la corte de inmigración.

Pero algunos defensores de la inmigración y los derechos humanos se muestran escépticos ante la reestructuración propuesta del sistema.

Algunos acogieron con agrado la propuesta, pero expresaron su preocupación por el uso repetido del término “expulsión acelerada”, un proceso en el que se acelera la expulsión de los migrantes a sus países de origen si los oficiales de inmigración estadounidenses concluyen que no presentan casos de asilo válidos.

Esa determinación también se toma sin que los migrantes comparezcan ante un juez de inmigración. Los niños no acompañados que cruzan la frontera hacia los Estados Unidos están exentos de la política.

"La regla propuesta podría usarse y abusarse para apresurar a los solicitantes de asilo a través de adjudicaciones sin tiempo suficiente para asegurar representación legal, reunir pruebas o preparar sus casos, lo que lleva a las agencias estadounidenses a volver a perseguir a las personas que realmente califican para el asilo", dijo a la Voz de América en un correo electrónico, Eleanor Acer, directora de protección de refugiados de la organización Human Rights First.

También explicó que la pauta propuesta le daría a un migrante solo la oportunidad de una "revisión" de la corte de inmigración en lugar de una audiencia real si el oficial de USCIS no aprueba la solicitud de asilo de la persona.

Bajo el sistema actual, aquellos que llegan a la frontera de los Estados Unidos y son colocados en un proceso de deportación acelerada reciben una entrevista de “temor creíble” con un oficial de asilo. Si el funcionario de inmigración aprueba el caso, el migrante es trasladado al sistema judicial de inmigración donde se presenta la solicitud de asilo. Un juez de inmigración decide sobre el caso, un proceso que puede tardar años en resolverse.

Si un migrante no pasa la entrevista inicial de “temor creíble”, la persona es expulsada del país sin ver a un juez.,

Sin embargo, Mayorkas dijo que se espera que la regla le dé al gobierno de Estados Unidos la "capacidad de considerar más rápida y eficientemente las solicitudes de asilo de personas capturadas en la frontera o cerca de ella al tiempo que garantiza una equidad fundamental".

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG