Enlaces para accesibilidad

Estados Unidos redirecciona fondos destinados al muro fronterizo


Miembros de un equipo de construcción que utilizan maquinaria pesada trabajan en una nueva sección del muro fronterizo tipo bolardo en Sunland Park, Nuevo México, EE.UU., Visto desde el lado mexicano de la frontera en Ciudad Juárez, México el 15 de enero

El muro a lo largo de la frontera sur fue uno de los puntales de la administración Trump. El presidente Biden anunció en abril el cese de las obras constructivas.

El gobierno de Estado Unidos publicó el viernes su plan estratégico para reutilizar los fondos destinados a la construcción del muro en la frontera sur, un proyecto del anterior mandatario, el republicano Donald Trump, quien se propuso detener por completo la inmigración irregular.

“El plan cumple con un requisito de la orden ejecutiva del presidente Biden que pone fin al desvío de fondos para el muro fronterizo”, informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por sus siglas en inglés”.

El pasado 30 de abril el presidente Joe Biden dio por terminadas las obras de construcción de muro, un empeño de Trump que se extendió por más de 400 millas (644 kilómetros) a lo largo de la frontera sur.

Desde que Biden asumió el mando en enero, la frontera sur se ha desbordado en un flujo incesante de inmigrantes irregular que llegan, principalmente, de países del Triángulo Norte de Centroamérica (Honduras, Guatemala y El Salvador).

La declaración de Seguridad Nacional indica que el nuevo plan permitirá “abordar las preocupaciones sobre la vida, la seguridad y el medio ambiente”.

La administración Trump se propuso gastar más de 15.000 millones de dólares en el proyecto contra la inmigración irregular y sacó de curso más de 10 mil millones de esos fondos de tareas asignadas el Pentágono.

DHS asegura que hoy el Pentágono “está terminando todos los proyectos del muro fronterizo utilizando los fondos desviados y devolviendo los fondos restantes no comprometidos a sus fuentes originales”.

Con algunos de los fondos entregados por el Congreso al DHS, la entidad trabajará en “remediar los problemas urgentes de vida, seguridad y medio ambiente” surgidos al iniciar la megaconstrucción.

Entre las nuevas tareas, el DHS trabajará en cerrar brechas en el sistema de diques del Valle del Río Grande, remediar la erosión del suelo en San Diego (California) y terminar de limpiar algunos de los sitios usados como bases de construcción así como la eliminación de los materiales restantes.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG