Enlaces para accesibilidad

La oración del Ángelus del Papa el domingo no será en vivo


El Papa Francisco pronunciando su sermón del Ángelus de los domingos desde un balcón del Vaticano el 6 de enero de 2020.

El papa Francisco no aparecerá el domingo en el balcón del Vaticano para pronunciar su oración semanal del Ángelus, pero esta será transmitida en tiempo real en video por la cadena de televisión Vatican News.

La decisión fue tomada a causa de la epidemia del coronavirus, que apareció con fuerza en Italia, especialmente en el norte del país, y ha afectado ya a 5.883 personas y matado a 233.

Los fieles podrán observar y escuchar la oración del Ángelus por pantallas colocadas en la Plaza de San Pedro. Será una de las pocas veces en los últimos 66 años que un Papa no aparece en la ventana.

De hecho, Francisco canceló todas sus apariciones regulares en público con el objetivo de prevenir la aglomeración de multitudes. El virus es altamente contagioso y se propaga de persona a persona con rapidez.

El Papa argentino también ha dejado de celebrar la misa matutina y ha invitado a los fieles a acudir a la capilla del hotel del Vaticano donde reside, para limitar sus contactos.

Francisco, de 83 años, se está recuperando de un resfriado, pero correría el riesgo de sufrir graves complicaciones si se contagiara del virus, pues se le extirpó un pulmón debido a una infección respiratoria cuando era joven.

La plaza de San Pedro, en el Vaticano podría estar muy vacía el domingo sin la presencia del Papa en el balcón donde pronuncia semanalmente su oración del Ángelus.
La plaza de San Pedro, en el Vaticano podría estar muy vacía el domingo sin la presencia del Papa en el balcón donde pronuncia semanalmente su oración del Ángelus.

El Vaticano anunció también que la audiencia semanal del Papa de los miércoles "se celebrará en las mismas condiciones".

El Ángelus de los domingos y la audiencia de los miércoles son atracciones muy apreciadas por los peregrinos y turistas que llegan a Roma y desean ver al Papa en persona. En su ausencia, muchas menos personas visitarán el Vaticano en esos días.

El viernes, el Vaticano confirmó el primer caso del nuevo coronavirus dentro de sus muros y cerró por precaución algunas oficinas y desinfectó la clínica que atiende a los empleados de la Santa Sede y sus familias.

Poblaciones enteras de Italia están en cuarentena en el norte, el corazón de los sectores industrial y financiero del país.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG