Enlaces para accesibilidad

China impone sanciones a varios ciudadanos estadounidenses


En esta foto de archivo del 10 de marzo de 2020, el entonces secretario de Comercio, Wilbur Ross, testifica en el Capitolio en Washington.

El sancionado de más alto rango es el exsecretario de Comercio Wilbur Ross. La Casa Blanca ha asegurado que estas acciones no desviarán al gobierno estadounidense de su "objetivo".

China anunció el viernes que impondrá sanciones a varios ciudadanos estadounidenses en respuesta a las sanciones de Estados Unidos a siete subdirectores y al director de la oficina de enlace de Beijing en Hong Kong.

El estadounidense sancionado de más alto perfil es el exsecretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross.

Además, China dijo que sancionará a la presidenta de la Comisión de Revisión Económica y de Seguridad China-Estados Unidos Carolyn Bartholomew, el ex director de personal de la Comisión Ejecutiva del Congreso sobre China Jonathan Stivers, DoYun Kim del Instituto Nacional Demócrata, el director asociado del Instituto Republicano Internacional Adam King, la directora para China de Human Rights Watch (HRW), Sophie Richardson, y al Consejo para la Democracia de Hong Kong.

“Las acciones relevantes de Estados Unidos violaron seriamente el derecho internacional y las normas básicas de las relaciones internacionales e interfirieron seriamente en los asuntos internos de China”, dijo un comunicado de Beijing. "China se opone firmemente a esto y lo condena enérgicamente".

“Los asuntos de Hong Kong son puramente asuntos internos de China. Cualquier intento de fuerzas externas de interferir en los asuntos de Hong Kong es un mero obstáculo”, agregó el comunicado.

EE. UU. ni se inmuta

Tras conocerse la medida, también el viernes, la portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, restó importancia a las sanciones y aseguró que el gobierno estadounidense "ni se inmuta" y continuará con su actual política de presión sobre Beijing.

"Ni nos inmutamos por estas acciones y seguiremos plenamente centrados en nuestro objetivo de implementar toda la autoridad que nos otorgan las sanciones", dijo la vocera en respuesta a una pregunta de la VOA durante su rueda de prensa diaria.

Psaki consideró que estas acciones son "el último ejemplo" de como el gobierno chino "castiga a ciudadanos, compañías y a organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de enviar señales política".

Por otro lado, Richardson, de HRW, expresó su opinión sobre cuál es el auténtico motivo que se esconde tras las sanciones: "Tengo que decir que es ruido. Es una distracción. Tenemos trabajo que hacer y estas sanciones no van a distraernos de ninguna manera de seguir haciendo nuestro trabajo".

"Y solo deseo que el gobierno chino concentre su energía en poner fin a los crímenes de lesa humanidad contra los uigures, entre otros crímenes graves contra los derechos humanos", agregó.

"Para ser totalmente honesta, me preocupa mucho más el estado de los defensores de los derechos humanos en China. Eso es lo que importa", agregó Richardson.

Además de sancionar a los funcionarios chinos, Estados Unidos emitió recientemente una advertencia a las empresas estadounidenses sobre el riesgo de operar en Hong Kong.

Las sanciones son las primeras de China en virtud de una ley de sanciones contra la injerencia extranjera aprobada en junio y se producen pocos días antes de que la subsecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman, viaje a China.

* Parte de la información de este informe proviene de Reuters.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG