Enlaces para accesibilidad

EE.UU restringe visado a funcionarios chinos implicados en violaciones de DD.HH.


Un hombre pasa frente a una bandera de China en Shenzen, provincia de Guandong, en 2018, durante una exposición por el 40 aniversario de la denominada reforma china.

La restricción de visas a funcionarios, militantes del Partido Comunista, está basada en acusaciones de supuesto apoyo en acciones violatorias de los derechos humanos en varias esferas en China y territorios autónomos.

El gobierno de Estados Unidos anunció el lunes restricciones de visa “para todos los funcionarios del Partido Comunista de China (PCCh) involucrados en (…) actividades represivas”, sin importar su ubicación de residencia.

En un comunicado el Departamento de Estado informó que se cree que todos los funcionarios “son responsables o cómplices de políticas o acciones destinadas a reprimir a practicantes religiosos y espirituales, miembros de minorías étnicas, disidentes, defensores de derechos humanos, periodistas, organizadores laborales, organizadores de la sociedad civil y manifestantes pacíficos”.

También dijo que los familiares de estas personas “pueden estar sujetos a estas restricciones adicionales”.

"Hoy anuncié restricciones adicionales a las visas para funcionarios del Partido Comunista Chino y de la República Popular China que se cree son responsables o cómplices de la represión de miembros de grupos étnicos minoritarios, practicantes religiosos y defensores de los derechos humanos", dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo en un tuit.

Estados Unidos recordó que a lo largo de 2020 el gobierno ha designado a funcionarios del Partido Comunista de China por supuestamente estár implicados en “reprimir” a los ciudadanos en Hong Kong, Tibet y la región autónoma de Xinjiang.

En su alegación el gobierno estadounidense aseveró que las autoridades del gigante asiático “imponen restricciones draconianas a las libertades de expresión, religión o creencias, asociación y derecho de reunión pacífica del pueblo chino”, por lo que ha determinado que los mismos “no son bienvenidos en nuestro país”.

Finalmente, indica el Departamento de Estado, “Estados Unidos apoya a las muchas personas perseguidas por sus esfuerzos pacíficos para ejercer sus derechos”, entre los que mencionó al abogado Xu Zhiyong, el pastor de iglesia Wang Yi, y activistas de la sociedad civil como Huang Qi.

“Pedimos su liberación inmediata e instamos a las autoridades del PCCh a respetar los derechos humanos y las libertades fundamentales a las que tiene derecho el pueblo de China en virtud de la Declaración Universal de Derechos Humanos”, concluye la declaración.

XS
SM
MD
LG