Enlaces para accesibilidad

Europa teme marea de refugiados afganos tras avances del Talibán


Refugiados afganos esperan en una casa abandonada en el poblado turco de Cesme hacia la isla griega de Chios el 6 de marzo de 2016.

Miles de refugiados afganos están llegando a Turquía por temores de que el Talibán tome el poder en el país tras la retirada de todas las fuerzas extranjeras de Afganistán.

Cada día son más los refugiados afganos que ser ven llegando a Turquía después de un dificultoso viaje a través de Irán. Su meta es llegar hasta los países de la Unión Europea, para ellos la Tierra Prometida.

Sin embargo, allí no hay muchos deseos de recibirlos y se hacen planes para impedir su llegada.

Alrededor de 2.000 afganos entran diariamente a Turquía y los expertos en migración esperan que los números aumenten a medida que el Talibán conquiste más terreno en Afganistán.

El Talibán actualmente está asediando a tres grandes ciudades en el sur y el oeste de Afganistán para sumarlas a las ganancias de territorio que ha hecho en las últimas semanas tras la decisión de la administración Biden de sacar a las tropas estadounidenses del país.

Casi todas las fuerzas de la OTAN estarán fuera de Afganistán en septiembre y pocos observadores creen que el gobierno afgano sea capaz de mantenerse. La semana pasada, una entidad del Pentágono advirtió que el gobierno afgano probablemente sufrirá una “crisis existencial”.

Los afganos que hacen la travesía a través de Irán hasta Turquía están votando con sus pies, temerosos de un futuro estricto gobierno islámico del Talibán lo haga por ellos. La mayoría de los que llegan son hombres solos, de poca educación, pero con la esperanza de establecerse en Europa y reclamar después a sus familias, dicen los grupos de migración.

Los líderes europeos se están preparando para una nueva crisis migratoria y han comenzado a negociar otro acuerdo migratorio de varios años con Turquía para que Ankara bloquee el paso de los afganos y otros solicitantes de asilo.

Sería la renovación de un pacto de cinco años concertado en 2016 en que la Unión Europea pagó a Turquía miles de millones de dólares para frenar la migración irregular hacia Europa, mejorar las condiciones de vida de los refugiados en Turquía y canalizar la migración legal a través de planes oficiales de reubicación.

Alrededor de un millón de solicitantes de asilo del Oriente Medio, en su mayoría sirios, Afganistán y del África subsahariana llegaron y se establecieron en Europa en 2015-2016, antes del acuerdo con Turquía.

A pesar de los avances del Talibán, los países europeos han seguido deportando a solicitantes de asilo afganos. Solo Noruega, Suecia y Finlandia anunciaron suspensiones temporales de las repatriaciones a Afganistán.

En Turquía hay ya de 200.000 a 600.000 afganos, y a diferencia de los tres millones de refugiados sirios que viven allí, tienen pocos derechos legales de protección y ningún acceso a los servicios públicos.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG