Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Netanyahu al borde del abismo: opositores anuncian coalición


Yair Lapid, líder del partido entrista Yesh Atid, podría convertirse esta semana en el nuevo primer ministro de Israel, desplazando a Benjamín Netanyahu.
Yair Lapid, líder del partido entrista Yesh Atid, podría convertirse esta semana en el nuevo primer ministro de Israel, desplazando a Benjamín Netanyahu.

Un acuerdo de coalición anunciado por los opositores del primer ministro israelí Benjamín Netanyahu podría poner fin a sus 12 años en el poder.

Una extraña coalición de partidos de derecha, del centro y la izquierda podría reemplazar al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en lo que sería su primera derrota electoral desde 1999.

Naftali Bennett, líder del pequeño partido de extrema derecha Yamina, expresó el domingo su apoyo a un “gobierno de unidad” formado por Yair Lapid, del centrista Yesh Atid, para poner fin a los 12 años en el poder de Netanyahu.

En un discurso a nivel nacional, Bennett dijo que había decidido unir fuerzas con el líder opositor Lapid. Ambos tienen hasta el miércoles para completar un acuerdo donde cada uno sirva dos años como primer ministro.

El partido de Lapid llegó segundo tras el Likud de Netanyahu en las elecciones del 23 de marzo. Sin embargo, Netanyahu no logró formar un nuevo gobierno y Lapid recibió el encargo de agrupar una coalición.

Fue la cuarta elección en Israel en los últimos dos años y en ninguna de las anteriores la oposición recabó el suficiente apoyo para desplazar a Netanyahu, por lo que este quedó en el cargo como jefe de un gobierno provisional.

Todas también fueron consideradas como referendos sobre Netanyahu, quien ha dominado la política israelí desde hace 30 años, pero tiene pendiente un juicio por corrupción que ha complicado su carrera. Perder el puesto significa perder la inmunidad de que goza para enfrentar a la justicia.

"Hoy anuncio que tengo la intención de trabajar con todas mis fuerzas para establecer un gobierno de unidad con el presidente de Yesh Atid, Yair Lapid", dijo Bennett en su discurso del domingo. "(La solución) es una quinta elección o un gobierno de unidad".

Bennet, quien fue ministro de defensa y asesor de Netanyahu, comparte la ideología nacionalista del primer ministro, pero consideró que no hay una forma viable para que la extrema derecha forme una mayoría gobernante en el parlamento.

Netanyahu, por su parte, acusó a Bennett de cometer "el fraude del siglo", citando pasadas promesas públicas que Bennett hizo de no unirse a Lapid, y advirtió que la nueva coalición es un peligro para la seguridad y el futuro de Israel.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG