Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Acuerdan instaurar tarjeta única de vacunación regional para migrantes


El secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, resaltó el trabajo de Colombia y los demás países receptores para coordinar una respuesta para los migrantes venezolanos.
El secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, resaltó el trabajo de Colombia y los demás países receptores para coordinar una respuesta para los migrantes venezolanos.

Una decena de países aprobó por unanimidad este lunes la implementación de una tarjeta única de vacunación regional que va acompañar a los migrantes, una de las medidas que busca coordinar los esfuerzos por dar servicios de la salud a los migrantes venezolanos, a pesar del aumento en los requisitos de visa para estas personas en la región.

La información la dio a conocer Juan Pablo Uribe, ministro de salud de Colombia, en rueda de prensa al cierre de la 3ra conferencia de ministros de salud de la región.

Uribe detalló que el documento se utilizará desde mediados de octubre y va tener el apoyo de agencias internacionales para su impresión y difusión. Indicó que la tarjeta es un ejemplo de que “nuestros países pueden trabajar unidos acordando esquemas, estándares de cuidado, protocolo, que nos permita ser más efectos en la respuesta a esta crisis migratoria”

Indicó que es independiente a las medidas migratorias que cada uno de los países haya tomado y que “busca garantizar que todo migrante (…) que esté desplazándose por nuestro territorio tenga un esquema completo de vacunación que protege su bienestar”.

Por su parte, el coordinador de la Organización de los Estados Americanos (OEA) para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, David Smolansky, afirmó que con la aprobación de dicha tarjeta los venezolanos contarán con un registro de las dosis de vacunas aplicadas, “de tal forma que al desplazarse de un país a otro, por ejemplo de Colombia a Ecuador, se pueda verificar el antecedente vacunal para que los países compartan la información”.

De acuerdo con Smolansky, esto ayudaría a evitar revacunaciones y habría un mejor uso de los recursos, lo cual garantizaría una atención más eficiente a los venezolanos. Con la distribución de un millón de tarjetas unificadas de vacunación, esta política se implementará a partir del mes de octubre.

Y agregó: “Reafirmé en esta reunión que la mejor solución para la crisis de migrantes y refugiados venezolanos, es el cese de la usurpación que permita recuperar nuestras libertades y así brindarles la oportunidad a millones de venezolanos para que retornen”

Con este carnet, los servicios de salud de los diferentes países podrán saber qué vacunas han recibido los migrantes, explicó la ministra de salud de Ecuador, Catalina Andramuño, más temprano en el marco de otra conferencia con sus homólogos de diez países, incluidos Estados Unidos, Argentina y Panamá.

Asimismo, la representante del gobierno ecuatoriano, dijo que con respecto a la nueva “visa humanitaria” que exigirán para los venezolanos a partir del lunes, que su país “sigue trabajando en las fronteras” dando atención médica a los migrantes.

Uribe adelantó que otros temas sobre los que conversó con sus colegas, donde pueden “hacer un esfuerzo regional, unido, para poder tener una respuesta más efectiva al emigrante”, son: malaria; VIH y sida, enfermedades crónicas no transmisibles con especial énfasis en la hipertensión, la diabetes y el cáncer, y salud mental.

Por su parte, el secretario del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, resaltó el trabajo de Colombia y los demás países receptores para coordinar una respuesta para los migrantes venezolanos.

“Estados Unidos ya ha contribuido con 256 millones en desarrollo y ayuda humanitaria para apoyar con la crisis de refugiados venezolanos”, puntualizó Azar.

Sobre su recorrido por la localidad, el Secretario estadounidense relató que “vimos a madres, niños, personas mayores y otros que ahora están mal nutridos. Que no tienen cuidado médico. Que no han sido vacunados. Que sufren enfermedades que han sido erradicadas de nuestro mundo por décadas”.

Más temprano, el director de Migración Colombia, Cristian Krueger, indicó que las autoridades colombianas quieren una “migración ordenada y regulada” donde las personas que lleguen estén “identificadas”.

“Si restringimos la regularización en esta manera, puede suceder lo que ha pasado en otros países, que los índices de inseguridad van a crecer”, dijo Krueger a los medios en la ciudad fronteriza.

El ministro de Colombia también hizo énfasis en los esfuerzos de su gobierno por responder a la llegada de los más de un millón de venezolanos, lo cual ha contribuido a aumentar la deuda de los hospitales públicos en el país.

“Hemos podido movilizar en este gobierno más de 110 mil millones de peso, que han llevado que podamos cubrir el 42% de las cuentas del hospital (público)”, indicó el ministro al ser cuestionado por la Voz de América.

Como parte de la conferencia, los ministros y representantes visitaron el hospital ‘Erasmo Meoz’, el Centro Nacional de Atención Fronteriza (Cena), el Centro de Atención al Migrante y el comedor ‘Divina Providencia’, todos con fuerte presencia de venezolanos por la cercanía con la frontera.

También se anunció que la 4ta conferencia de ministros de salud de la región se realizará en Panamá en el primer trimestre de 2020.

XS
SM
MD
LG