Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

¿Zelenskyy está haciendo que la democracia esté de moda?


El presidente Volodymyr Zelenskyy en una entrevista con los medios de comunicación rusos independientes desde Kiev, Ucrania, el 27 de marzo de 2022. (Oficina de Prensa Presidencial de Ucrania vía AP)
El presidente Volodymyr Zelenskyy en una entrevista con los medios de comunicación rusos independientes desde Kiev, Ucrania, el 27 de marzo de 2022. (Oficina de Prensa Presidencial de Ucrania vía AP)

EL rol del presidente de Ucrania ha impactado dentro y fuera de su país, en la medida en que la invasión rusa ha puesto en la mira su liderazgo.

La invasión de Ucrania puso a su presidente, Volodymyr Zelenskyy, en el centro de atención. Aunque muchos percibieron al exactor y comediante como un probable peso ligero, estuvo a la altura de las circunstancias, capturando la atención del mundo cuando rechazó una oferta de Estados Unidos para evacuar la zona de conflicto, supuestamente diciendo: “La lucha está aquí. Necesito municiones, no un aventón.

“Creo que pasará a la historia”, dice Kenneth Dekleva, investigador de la Fundación George H. W. Bush para las Relaciones entre Estados Unidos y China. “Después de dos años de una pandemia mundial en la que hemos visto tantos fracasos de liderazgo, tanto en sociedades autoritarias como en sociedades democráticas en Occidente, Zelenskyy es una bocanada de aire fresco. … Zelenskyy ha inspirado a la gente y nos ha demostrado que el buen liderazgo y el coraje, el heroísmo, este tipo de valores fundamentales, son importantes”.

En lugar de esconderse, Zelenskyy se ha esforzado por permanecer visible, apareciendo en las redes sociales y en las imágenes publicadas por sus asesores desde la invasión rusa de Ucrania el 24 de febrero.

Los líderes masculinos a menudo intentan proyectar fuerza, masculinidad y la sensación de estar destinados a liderar, según Michael Blake, profesor de filosofía, política pública y gobernanza en la Universidad de Washington.

“Zelenskyy parece estar presentando una imagen de liderazgo mucho más inusual en la que su trayectoria no está ordenada por el destino o algún tipo de genio político. En cambio, es casi accidental”, dice Blake. “Su estilo personal de presentación de sí mismo está mucho menos preocupado por representar una falta inusual de miedo o una destreza física inusual. En cambio, está perfectamente dispuesto a reconocer que está asustado y que ocasionalmente se siente abrumado”.

Zelenskyy también está evitando la apariencia habitual de liderazgo. Ha dejado de lado su traje oscuro y su corbata en favor de una camiseta o chaqueta verde oliva más asociada con soldados o guerrilleros rebeldes.

"Creo que, en última instancia, es un símbolo de 'Estoy aquí. Estoy auténticamente contigo’, y ha sido increíblemente poderoso”, dice Samuel Hunter, profesor de psicología industrial y organizacional en la Universidad de Nebraska en Omaha. “Creo que quería molestar un poco a la gente de los trajes, para parecer un agente de cambio, esta persona que está haciendo cosas que otras personas no están dispuestas a hacer”.

Interés en las redes sociales

Al igual que Donald Trump antes que él, Zelenskyy ha aprendido a aprovechar las redes sociales para comunicarse directamente con las masas. Trump rompió el molde al eliminar a los intermediarios, incluidos sus propios portavoces y los medios de comunicación, y tuiteó directamente a sus seguidores. Si bien Trump usó principalmente Twitter, Zelenskyy confía en la plataforma más visual de Instagram.

“Había lo que parecía una línea directa entre lo que (Trump) estaba pensando y lo que otros veían, escuchaban y leían”, dice Hunter. “Y creo que Zelenskyy representa el siguiente punto de datos en ese camino, pero es muy visual y toca a una generación más joven de una manera muy convincente e interesante”.

Una de las fortalezas de Zelenskyy es que parece tener un atractivo intergeneracional.

"Probablemente es alguien con quien varias generaciones pueden conectarse en parte porque no solo es experto en lidiar con este tipo de mundo de las redes sociales y habla varios idiomas y es una especie de estrella de Hollywood per se, sino porque se queda en zonas que son peligroso”, dice Hunter. “También se está ganando el respeto de las generaciones mayores. Creo que abarca generaciones de formas que otros líderes no han podido”.

Zelenskyy no es el primer exactor en conectarse con las masas. El presidente de Estados Unidos, Ronald Reagan, estaba al tanto de la imagen y la presentación debido a su experiencia como actor. Trump, quien protagonizó un exitoso reality show de televisión, también es muy deliberado en la forma en que se presenta.

“Creo que es un hecho que pasa desapercibido que los políticos tienen mucho en común con los actores”, dice Blake. “Creo que lo que es realmente diferente aquí es que Zelenskyy está cambiando el papel”.

Nuevo modelo de liderazgo

Un cambio que podría dar paso a un nuevo modelo de liderazgo democrático.

"Cuando apareció con las mejillas sin afeitar y bolsas debajo de los ojos y dijo: 'Todavía estoy aquí'. Cada vez que regresaba para decir: 'Todavía estoy aquí', simplemente se suma a la idea de que esto podría ser un modelo de liderazgo que funciona”, dice Blake.

En los últimos años, el mensaje del populismo ha atraído a un número creciente de seguidores. Freedom House, que rastrea el número de países que son democráticos, ha observado una disminución en la gobernabilidad democrática funcional cada año durante los últimos 20 años.

“Algo de esto ha sido el resultado de la fuerza retórica del populismo en un mundo plagado de miedo a que el ‘otro’ indigno entre y socave tu estatus económico”, dice Blake. “La gente tiene miedo de una desaceleración de la productividad económica, de una migración generalizada que socave la integridad cultural. La gente simplemente está asustada, por lo que el populista tiene una venta fácil, que es: ‘Estoy aquí, tocado por Dios, para devolverte la gloria anterior que te fue arrebatada injustamente’”.

Blake dice que no ha habido una buena contranarrativa que no sea reafirmar tópicos democráticos, como la importancia del consentimiento de los gobernados. Pero Zelenskyy demuestra que el liderazgo democrático tiene la capacidad de estar moralmente justificado y al mismo tiempo despertar las emociones de las personas.

“El hecho de que Zelenskyy apele no solo a la cabeza, sino también al corazón, ha sido extremadamente prometedor, porque indica que la democracia podría tener poder retórico además de poder intelectual”, dice Blake. “Vemos a alguien que está dispuesto a decir: 'Vale la pena luchar por esto. Vale la pena sufrir por esto’. Y la gente está respondiendo”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG