Enlaces para accesibilidad

Bloqueos y censura: ¿Cómo se limitan los derechos digitales en Venezuela?


Desde 2014 decenas de páginas de organizaciones de derechos humanos y contenido crítico al gobierno han experimentado bloqueos de forma esporádica o permanente.

Para la periodista Luz Mely Reyes, directora del medio de comunicación digital Efecto Cocuyo, la Relatoría de Libertad de Expresión de la ONU y otras instancias internacionales “deben estar alerta ante lo que ocurre en Venezuela”.

Para el común de los ciudadanos en Venezuela mantenerse informado no es tan sencillo como dar clic en un link en su teléfono móvil mientras espera en un consultorio médico o incluso descansa en su hogar; los bloqueos a portales de noticias con una línea editorial critica al gobierno y las fallas de internet impiden que la navegación sea normal en el país.

La política de censura ha ocasionado que entrar en una página web para leer lo que está ocurriendo sea “una cosa cada vez más difícil y más rara” en Venezuela, exponen organizaciones dedicadas a trabajar en pro de la información y la tecnología para la sociedad civil.

Andrés Azpúrua, director de Ve SinFiltro y Venezuela Inteligente, organizaciones que defienden los derechos digitales, dibuja el panorama a la audiencia fuera del país: la mayoría en Venezuela se informa a través de redes sociales como Twitter, Instagram o WhatsApp, tal y como puede ocurrir en otro sitio, pero con la diferencia de que al hacer clic en un enlace no abre porque está “censurado”.

“Las personas o no tienen casi información porque no tienen acceso a internet o el acceso es muy malo o tienen un acceso a la información extremadamente limitado porque solo escuchan o leen los titulares de algunas noticias, pero no tienen el acceso a las fuentes de información”, detalla.

Ve Sin Filtro denunció esta semana que, desde el martes, las compañías proveedoras de internet CANTV (estatal) y las privadas, Movistar, Digitel, Inter, Net Uno y Supercable, llevaron a cabo bloqueos DNS contra Efecto Cocuyo, Crónica Uno y EVTV, portales que divulgan información independiente, de interés para los ciudadanos y que, la mayoría de las veces, suele ser incomoda para las autoridades.

Para Luz Mely Reyes, cofundadora de Efecto Cocuyo, la acción es un “paso más” hacia la censura de medios digitales y advierte que la situación profundiza las brechas de información que existen en el país y los ataques a los medios que no “encajen dentro de la lógica dentro del ejercicio del poder autoritario”.

“Hay distintos hechos que desencadenan las acciones de censura, pero esta vez nos preguntamos qué motivó está censura y creo que la ONU, que tiene una oficina de DDHH en Venezuela, pregunte a los organismos correspondientes por qué se bloquea a medios digitales”, dijo a VOA.

Un informe de Ve Sin Filtro determinó que durante las elecciones regionales de noviembre más de 40 dominios estuvieron bloqueados durante la campaña electoral, un panorama sombrío en un país en el que los medios tradicionales independientes han enfrentado un patrón sistemático de restricción y muchos de los que aún sobreviven están “censurados o autocensurados”.

Desde 2014 decenas de páginas de organizaciones de derechos humanos y contenido crítico al gobierno han experimentado bloqueos de forma esporádica o permanente.

SOT Andrés Azpurua
please wait
Insertar

No media source currently available

0:00 0:03:41 0:00

¿Cómo detectan los bloqueos?

Azpúrua explica a VOA que detectan la censura en internet utilizando “mediciones técnicas”, lo que les permite identificar el comportamiento “anómalo” desde los distintos proveedores de internet.

“Logramos explorar las posibilidades de por qué ese comportamiento se está presentando hasta que agotamos las posibilidades y la única es que de manera intencional se esté impidiendo el acceso a ese portal o aplicación. Esto puede ser fácil o difícil dependiendo de la sofisticación o el método de censura utilizado”, detalla.

Consultado por VOA, el ingeniero electrónico egresado de la Universidad Simón Bolívar, subraya que no es “fácil” tener la versión oficial debido a que ocurre de “manera ilegal”.

“Conatel, el regulador de las telecomunicaciones en Venezuela, ordena a los distintos proveedores de internet, pero lo hace de una manera no transparente. No hay una lista que diga cuáles son las páginas que como ente público piden bloquear”, apunta.

Alerta que, a pesar de que han hecho solicitudes de información publica que el gobierno debería estar obligado a responder, no han obtenido explicación alguna.

Uno de los casos más emblemáticos de bloqueos es el de El Pitazo, una página de información critica e independiente, ganadora del premio Ortega y Gasset que, tras diversos ataques, fue bloqueada permanentemente en 2017, justo después de publicar reportajes sobre corrupción que habrían incomodado a funcionarios del gobierno.

César Batiz, director de El Pitazo, comentó a VOA en 2019 que ni Conatel ni las compañías proveedoras de internet explicaron las razones por las cual se ejerció esa “acción violatoria de los derechos humanos”.

¿Cuándo son usuales los bloqueos?

Los bloqueos tienden a repuntar en momentos “específicos”, especialmente en el contexto de protestas antigubernamentales e incertidumbre política, de acuerdo al monitoreo de Sin Filtro VE.

Azpúrua recuerda que, en 2017, cuando se registraron protestas opositoras, hubo un “auge” de plataformas de noticias streaming que surgieron ante la ausencia de medios en señal abierta que transmitieran la situación en las calles y varias de ellas fueron bloqueadas en ese entonces.

“Migraron a YouTube asumiendo que la plataforma no iba a ser bloqueada con la misma facilidad y han sobrevivido, sin embargo, el mismo YouTube ha sido bloqueado en momentos más específicos. Obviamente para un gobierno como el de Venezuela bloquear Twitter o una plataforma como YouTube tiene un costo político y operacional mayor”, estima.

Sin embargo, de acuerdo a distintos funcionarios del Gobierno del presidente Nicolás Maduro, el país ha registrado “avances” en materia de derechos humanos y existe plena libertad de expresión.

¿Cómo afecta a periodistas y portales?

Luis Carlos Díaz, periodista venezolano que recientemente estuvo sometido a un proceso judicial considerado arbitrario que finalmente fue suspendido, afirma que el estado de la libertad de expresión en Venezuela es uno de los “peores” del continente y considera que “no hay nadie a salvo”.

“Estamos ante la población más desinformada en la historia moderna del país. La mayor parte de la población no sabe qué está pasando y si no sabe qué está pasando no puede tomar buenas decisiones”, afirma.

Sostiene que la censura “hace que los medios sean menos interesantes” y al no tener audiencia “no tienen valor agregado del mercado”, lo que impacta negativamente en los ingresos económicos.

“Por el otro lado, los medios que viven como ONG, que dependen del financiamiento internacional, tienen oxigeno, pero el entorno se les vuelve más difícil y como los están bloqueando en páginas web qué tipo de alcance le pueden mostrar a los financistas de los proyectos, a las agencias de cooperación internacional, a las embajadas que ayudan”, agrega.

¿Cómo sortear la censura?

El director de VE Sin Filtros recomienda hacer uso de un VPN (como Psiphon o TunnelBeard), una herramienta que permite “evadir” la censura de internet “haciendo un túnel privado fuera del país”.

“El gobierno pudiera en teoría bloquear el funcionamiento del VPN pero no específicamente las páginas web. De esta forma la gente puede volver a tener acceso a las plataformas de noticias que prefieran”, detalla.

En la página www.vesinfiltro.com , la organización presenta información paso a paso sobre cómo instalar y usar herramientas que permiten a los ciudadanos tener acceso a información que las autoridades no “desean sea pública”.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG