Enlaces para accesibilidad

La ONU pide "extender una mano solidaria” para hacer frente a la crisis migratoria venezolana


Una mujer migrante venezolana abraza a un familiar mientras se prepara para viajar a la frontera en autobús. Bogotá, 2 de julio de 2020.

ACNUR y la OIM presentaron un plan regional de respuesta para migrantes y refugiados venezolanos. Ambas instituciones coinciden en que la pandemia ha complicado la situación de los migrantes, pero también de los países receptores.

Con un llamado a la comunidad internacional para la participación, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) presentaron este jueves el Plan Regional de Respuesta para Refugiados y Migrantes 2021, o RMRP por sus siglas en inglés, para atender a los venezolanos fuera de su país y a las comunidades de acogida en 17 países de la región.

Este año, el plan, que reúne a 158 organizaciones, entre agencias de las Naciones Unidas, oenegés e incluso la Cruz Roja, contempla reunir unos 1.440 millones de dólares. Actualmente hay aproximadamente 5,4 millones de refugiados y migrantes venezolanos repartidos por el mundo, si bien la mayoría se encuentra en la región.

“Se estima apoyar a 3,3 millones de personas, incluyendo a refugiados, migrantes, y miembros de comunidades de acogida en mayor estado de vulnerabilidad”, indicó Eduardo Stein, representante especial conjunto de ACNUR y de la OIM para los refugiados y migrantes venezolanos, durante el lanzamiento virtual del plan.

Para 2021, las áreas prioritarias de la respuesta serán tres, explicó Stein. Se trata de protección e integración, salud y seguridad alimentaria y apoyo para la integración económica y social.

A pesar de que la pandemia ha afectado al flujo migratorio, el representante especial explicó que esto no significa que la cifra vaya a disminuir.

“Para 2021 se prevé una apertura gradual de fronteras, que permita que los flujos regulares de entrada de venezolanas y venezolanos a otros países se incrementen, y que para finales del año 2021 el número global de refugiados y migrantes alcance la cifra de 6,2 millones en todo el mundo”, explicó.

Stein destacó la necesidad de lograr apoyo financiero para poder llevar a cabo el plan. “Fondos oportunos y flexibles son urgentes para asegurar una rápida implementación de las actividades del plan”.

Venezuela: crece la migración de población más vulnerable
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00

Este plan, agregó, es el resultado de un proceso de consulta “muy amplio” llevado a cabo en el terreno de la mano del gobierno, receptores, sociedad civil, comunidades locales, donantes y los migrantes.

“Estamos ante el plan de respuesta más grande del mundo a nivel geográfico, del cual debemos sentirnos muy orgullosos”, concluyó Stein.

Asistencia no solo económica

Las palabras de apertura de la presentación estuvieron a cargo de António Vitorino, el director general de la OIM.

Vitorino sostuvo que en 2021 continuarán siendo “estratégicos” los esfuerzos de regularización, protección y de asistencia humanitaria para esta población en los países receptores.

“Se prevé un crecimiento del número total de migrantes y refugiados venezolanos, más irregularidad y una mayor vulnerabilidad en la población venezolana (…) con especial afectación, lo sabemos por experiencia, de las mujeres, niñas, niños y adolescentes“, apuntó.

El director general de la OIM expuso que para que la integración de los flujos de venezolanos sea sostenible, entre otras cosas, es necesaria la participación del sector privado y tomar en cuenta a la organizaciones de la diáspora venezolana.

Igualmente hizo un llamado a la revisión de la revalidación de los títulos profesionales y la certificación de la competencia de estos migrantes. Puso como ejemplo la integración de médicos venezolanos en la respuesta de la pandemia.

En el lanzamiento también estuvo presente el alto comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, quien aseguró que la pandemia del COVID-19 constituye una "amenaza adicional” para los migrantes venezolanos.

“Hoy más que nunca debemos extender una mano solidaria y apoyar a los Estados y a las comunidades de acogida en los desafíos que se multiplican a causa del impacto devastador de la pandemia, entre otros”, indicó Grandi.

El comisionado igualmente hizo un llamado a todos los donantes y a la comunidad internacional, además de a instituciones financieras internacionales y agencias de desarrollo, para unirse y ofrecer “una respuesta de protección y de soluciones”

Aseguró que actualmente se enfrentan tres pandemias. La sanitaria causada por el coronavirus, una de pobreza por las medidas restrictivas y la situación humanitaria que atraviesa en la región

“Todas las pandemias demuestran que dependemos los unos de los otros y que para salir adelante necesitamos contar con los esfuerzos de todos”, apuntó.

La participación internacional

En la presentación también estuvieron presentes ministros de países con un gran número de migrantes venezolanos, como Colombia y Perú, y de países aliados, como Canadá.

La ministra de Asuntos Exteriores de Perú, Elizabeth Astete Rodríguez, indicó que el país cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas y de sus agencias, de manera coordinada, en la labor de atender a esa población vulnerable.

“Dicho plan redundará, sin lugar a dudas, positivamente en los esfuerzos del país y en el espíritu de colaboración de los donantes, organizaciones nacionales e internacionales, y gobierno”.

En el caso de la ministra de Exteriores de Colombia, Claudia Blum, indicó que la atención a los flujos migratorios mixtos de venezolanos requiere “un enfoque regional y multilateral” y este plan está “en línea con esta visión”.

Sin embargo, destacó que a pesar de ser el segundo movimiento migratorio más grande del mundo, todavía hay “insuficiencia financiera” para los planes regionales de respuesta.

“Hasta el 1 de diciembre, el plan de 2020 recibió cerca de 630 millones de dólares. Esto es solo el 45% del monto total requerido. Desde la perspectiva de la cooperación internacional, la crisis migratoria venezolana sigue siendo la más desfinanciada del mundo”, apuntó.

Por su parte, la ministra de Desarrollo Internacional de Canadá, Karina Gould, destacó los esfuerzos para atender lo que consideró "uno de los desafíos más importantes" que enfrenta el hemisferio occidental.

Destacó que las necesidades de millones de venezolanos, tanto del país como en la región, “continúan creciendo y se ven agravadas por la pandemia”.

“La comunidad internacional tiene un papel importante de responder a esta crisis, incluido buscar oportunidades para iniciativas de desarrollo a más largo plazo”, apuntó.

Gould recordó que Canadá organizará la próxima conferencia para migrantes y refugiados, en 2021. “Juntos podemos garantizar que los venezolanos puedan vivir con dignidad y contribuir a sus comunidades de acogida hasta que puedan regresar a su país”.

XS
SM
MD
LG