Enlaces para accesibilidad

El gremio empresarial venezolano propone cambios sustanciales para salir de la crisis


Una empleada de una tienda mira desde la entrada mientras espera que lleguen los clientes, en Caracas, el 29 de agosto 29 de 2020.

Solicitan la modificación de leyes o normas "que restringen la participación privada” en la economía venezolana y se ofrecen a tomar parte en la respuesta a la pandemia.

La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras) presentó esta semana diversas propuestas a distintos niveles del gobierno para solventar la situación económica y sanitaria que atraviesa el país.

Los empresarios abarcan desde su participación en la respuesta al COVID-19, hasta la intervención privada en el sector de hidrocarburos. Además, piden la derogación de leyes o normas "que restringen la participación privada”.

El documento completo fue remitido a la Comisión Especial para el Diálogo, la Paz y la Reconciliación Nacional de la Asamblea Nacional, de mayoría oficialista. Representantes de Fedecáramas ya se habían reunido semanas atrás con esta comisión del Parlamento.

En un comunicado, con fecha del 18 de febrero, los empresarios explican que el país requiere “un cambio de modelo” que permita “recuperar la confianza que tanto necesita nuestra economía para apalancar un desarrollo sostenible, sobre todo después de la pandemia”.

Reiteran “la necesidad de alcanzar acuerdos que faciliten los consensos políticos necesarios que demanda la sociedad” y apuntan que es “urgente" y “posible” frenar “el deterioro de las condiciones de vida”.

Uno de los planteamientos específicos para el Ejecutivo Nacional, explican, es la incorporación de representantes de la empresa privada “en las instancias de coordinación del COVID-19”. Igualmente hablan de “explorar las facilidades para la importación y manejo logístico de vacunas por parte de entidades públicas y privadas”.

Otra propuesta relacionada al tema de la pandemia se refiere a la revisión del esquema 7+7, instalado por el gobierno para la prevención del contagio del coronavirus que consiste en una semana de cuarentena y otra de flexibilización, y así iniciar reactivación de la actividad económica.

Otros sectores, como el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) del país, también han pedido esta consideración.

En el ámbito económico, se refieren a la importancia garantizar el abastecimiento de combustible. Para ello, consideran necesario la inclusión de “nuevos modelos de negocio” que promuevan la participación privada en el sector de hidrocarburos y el establecimiento de mini-refinerías “en áreas con disponibilidad de condiciones propicias".

A ser considerados por el Ejecutivo Nacional, también hablan de medidas crediticias y monetarias. En este último punto, hacen un llamado a la eliminación gradual del control de cambio y a establecer un sistema de transferencia de dólares entre cuentas.

En el área legislativas, el gremio empresarial propuso una nueva Ley Marco para la Emergencia Sanitaria y Reactivación Económica, además de nueva Ley de Libertades Económicas, Inversión y Desarrollo.

Resalta la solicitud de revisión de la Ley del Trabajo, donde señalan como “temas críticos” el salario y las prestaciones sociales. “Urge rescatar el valor del trabajo y la normalidad laboral”, apuntan,

Igualmente hablan de la derogación de la Ley de Precios Justos y de modificaciones de leyes o normas "que restringen la participación privada”.

Específicamente a la Comisión Especial para el Diálogo, la Paz y la Reconciliación Nacional, le encomiendan, entre otras cosas, gestionar la instalación de la Mesa de Diálogo Tripartito, recomendada por la Comisión de Encuesta de la Organización Internacional del Trabajo.

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG