Enlaces para accesibilidad

Crisis de violencia contra la mujer en América Latina: activistas toman las calles en protesta


Miles de activistas salieron a las calles de las principales ciudades de países como México, Colombia, Perú, Argentina y España, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer. Movimientos feministas en varios países de América Latina tomaron las calles para protestar.

Movimientos feministas en múltiples países de América Latina tomaron las calles este viernes para protestar contra la violencia contra las mujeres y exigir un alto a la impunidad en casos de feminicidios bajo la consigna del “25N”.

“Las marchas se dan por reconocer que a las mujeres nos matan y con cada muerte, con cada vida segada, hay un grito que se multiplica”, dijo a la Voz de América Tamara Idrobo, activista ecuatoriana y miembro del Colectivo Destino Feminista. “Nos encontramos en una posición de demanda, visibilidad y exigencia a los estados a que rindan cuentas y a reclamarles por la responsabilidad que tienen de perpetuar también las violencias hacia las mujeres”.

En 2021, al menos 4.473 mujeres fueron víctimas de feminicidios en 29 países y territorios de la región, según el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Las mayores tasas de asesinatos a mujeres en América Latina se registraron en Honduras, con 4,6 casos por cada 100.000 mujeres; República Dominicana, con 2,7 casos por cada 100.000 mujeres; El Salvador, con 2,4 casos por cada 100.000 mujeres; Bolivia, con 1,8 casos por cada 100.000 mujeres, y Brasil, con 1,7 casos por cada 100.000 mujeres.

Varias protestas se convocaron en las principales ciudades de países como México, Colombia, Perú, Argentina y España.

“Este 25 de noviembre saldremos a las calles de Ciudad de México para protestar porque en México se premia la muerte en vez de procurar la vida y se privilegia a la milicia sobre los cuidados. Pero también marcharemos porque otros futuros son posibles”, aseguró el colectivo feminista de México, Luchadoras.

Los llamados del 25N son “a no callar, pero sobre todo a reconocer y a definir las violencias como violencias (...) los movimientos feministas tienen que sustentar toda esta lucha y toda esta fuerza para seguir visibilizando la realidad de que a las mujeres nos matan por ser mujeres”, agregó Idrobo.

En 2021 al menos 781 niñas, niños y adolescentes y otros dependientes perdieron a su madre o cuidadora a causa del feminicidio en 10 países de la región que son los únicos que cuentan con datos al respecto.

“Las cifras que hoy presentamos sobre feminicidios en América Latina y el Caribe son inaceptables. Nuestra obligación es redoblar esfuerzos para que las mujeres y niñas de nuestra región puedan ejercer verdaderamente su derecho a vivir una vida libre de violencia y discriminación”, dijo José Manuel Salazar-Xirinachs, Secretario Ejecutivo de la CEPAL.

“Estamos nosotras dando la lucha por la vida, por el derecho a la autonomía corporal, por el derecho a derechos económicos, laborales, en fin, todos a vivir vidas libres de violencias en plural, para que las hijas de nuestras hijas o las nietas de nuestras nietas no tengan que luchar por lo mismo”, dijo Idrobo, al afirmar que el futuro de las luchas feministas en América Latina es “esperanzador” por su poder de transformación.

Una crisis en la región

Los casos de violencia de género continúan en aumento en América Latina. En Colombia, en 2021 se registraron 210 feminicidios, un alza del 12,3 % con respecto al año anterior, según la Corporación Sisma Mujer, una organización de carácter feminista con sede en Bogotá.

“Para hacer de Colombia una potencia mundial de la vida es imperativo erradicar las violencias contra las mujeres y construir con ellas, en su diversidad, nuevos caminos hacia la garantía de derechos”, dijo en el marco del 25N la vicepresidenta de Colombia, Francia Márquez.

En Perú, desde enero hasta octubre de 2022, se han registrado 9.638 denuncias por desapariciones de mujeres de todas las edades. Menos de la mitad fueron ubicadas, según la Defensoría del Pueblo. En ese país se han registrado 117 feminicidios en lo que va de año.

En Argentina, el Observatorio de las Violencias de Género de la organización “Ahora Que Sí Nos Ven” registró 212 asesinatos a mujeres en el 2022. Solamente en octubre, reportaron un feminicidio cada 24 horas.

En Venezuela, según el Centro de Justicia y Paz, en 2021 hubo una acción feminicida cada 28 horas. En todo el año, se registraron 23 asesinatos consumados.

En México, desde enero hasta octubre de 2022 se registraron 777 presuntos feminicidios, y sobre 221.000 casos de violencia de pareja, según el reporte más reciente del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Ante la realidad del aumento en las brechas de género en el ámbito económico, social y político debido a la pandemia de COVID-19, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) aseguró que es “urgente que los Estados de la región prioricen la prevención de la violencia de género contra las mujeres mediante la implementación de medidas normativas, de políticas públicas y presupuestarias que visibilicen el desequilibrio estructural que enfrentan en el ejercicio de sus derechos, y que tengan por objeto transformar la cultura de discriminación contra ellas en todos los ámbitos”.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) apuntan a que una de cada cuatro mujeres se siente más insegura en el hogar desde el inicio de la pandemia, y que una de cada dos mujeres informó que ella o una conocida suya experimentaron alguna forma de violencia desde el COVID-19.

“A pesar de los grandes avances para prevenir y responder a la presencia de la violencia de género en todo el mundo, la violencia sigue profundamente arraigada en las normas sociales y de género y persiste en los hogares, las escuelas, las comunidades, los lugares de trabajo y, cada vez más, en los espacios virtuales y en línea”, dijo el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, en comunicación escrita.

Cifras del Departamento de Estado apuntan a que una de cada tres mujeres y niñas experimentará violencia sexual o física en su vida, y el 70% de las mujeres experimentará violencia de género. Una de cada cinco niñas está casada teniendo menos de 18 años, y una de cada tres mujeres y niñas vive en un país donde la violación conyugal no es un delito explícito.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG