Secretary of State nominee Antony Blinken testifies during his confirmation hearing to be Secretary of State before the Senate…
El candidato a secretario de Estado, Antony Blinken, testifica durante su audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado en Capitol Hill en Washington, el 19 de enero de 2021.

MARACAIBO, VENEZUELA. - Las declaraciones sobre Venezuela del futuro jefe de la diplomacia estadounidense, Antony Blinken, en una audiencia del Senado, reflejan que la administración del presidente Joe Biden procurará un cambio político en ese país mediante una solución electoral consensuada con los actores internos y la comunidad internacional, afirman analistas.

“No”, respondió tajantemente este martes Blinken ante la pregunta del senador republicano Marco Rubio sobre si era proclive a dejar de reconocer al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino para iniciar negociaciones con el gobierno en disputa de Nicolás Maduro, a quien llamó “dictador brutal”.

Dijo estar de acuerdo con muchas de las políticas adoptadas por la administración del presidente saliente Donald Trump sobre Venezuela, entre ellas con el incremento de la presión hacia “el régimen” madurista.

Admitió, sin embargo, que esos esfuerzos no han dado los resultados esperados y, por ello, hizo votos por lograr “una política efectiva” para restaurar la democracia en Venezuela en concordancia con aliados y el propio Senado.

Blinken coincidió con el secretario de Estado saliente, Mike Pompeo, en llamar a “elecciones justas y libres” en Venezuela. Se mostró abierto, sin embargo, a una revisión de las sanciones económicas impuestas por la Casa Blanca a funcionarios e instituciones de Venezuela para hacerlas “más efectivas”.

Antony J. Blinken, of New York, arrives prior to his confirmation hearing to be Secretary of State before the U.S. Senate…
Antony Blinken: Estados Unidos seguirá reconociendo a Guaidó
El elegido por Biden para dirigir la cartera de Exteriores dijo, no obstante, que se deben revisar las políticas hacia Venezuela porque "obviamente" no se ha logrado el resultado deseado por Washington: la salida de Maduro.

Oscar Arnal, especialista en estudios internacionales y constitucionales, opina que las palabras de Blinken reflejan que la crisis venezolana se continuará abordando con criterio bipartidista en Estados Unidos.

“Más que pensar que hay una nueva política o corriente que puede cambiar radicalmente la línea de acción, las bases se van a mantener”, explica el docente de la Universidad Central de Venezuela en entrevista con la Voz de América.

Califica de “acertadas” y “de una claridad tremenda” las palabras de Blinken sobre Venezuela. Considera que su postura sobre las sanciones, previa a su confirmación como secretario de Estado por parte del Estado, es “inteligente”.

“Eso es parte de las negociaciones que se van a dar. Una posición inflexible no lleva a nada. Una flexibilización (de sanciones) se podrá negociar en torno a lo que establece la Constitución venezolana”, estima.

Multilateralismo en marcha

El exembajador de Venezuela en la ONU, Emilio Figueredo, afirmó a VOA Noticias que el equipo que acompaña a Biden ya tiene experiencia sobre el caso venezolano, en especial, el postulado a la secretaría de Estado.

“Las primeras sanciones contra Maduro se pusieron en el gobierno de Obama y las puso el que estaba en el Consejo de Seguridad, que es el actual secretario de Estado”, indicó el embajador.

Destacó que es necesario el regreso al trabajo en conjunto de la administración de Biden con otras partes para resolver la situación venezolana.

“El regreso al multilateralismo es fundamental para resolver la crisis venezolana, porque la crisis venezolana no se va a resolver sin un entendimiento entre los grandes”, dijo.

A pesar de este acercamiento, Figueredo descarta que Venezuela vaya a ser el “primer tema de interés”. “Venezuela es un tema en una lista de 10 temas o más”, agregó el diplomático.

Supporters react as Venezuelan opposition leader Juan Guaido, who many nations have recognised as the country's rightful…
Diálogo político en Venezuela sería “ideal”, pero luce poco factible
Expertos estiman que una negociación en Venezuela podría centrarse en el regreso de la oposición a las elecciones. La influencia en la flexibilización de las sanciones es un baluarte de Guaidó.

Las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela atraviesan una atípica dicotomía desde enero de 2019, cuando Washington desconoció a Maduro como presidente para reconocer como tal a Juan Guaidó, presidente del Parlamento.

Guaidó cuenta con un embajador en Washington, Carlos Vecchio, y el oficialismo atribuye la crisis socioeconómica nacional a la política estadounidense de sanciones, que califica de “bloqueo”.

Jorge Rodríguez, presidente del Parlamento electo en diciembre, que Estados Unidos, otros múltiples países del continente y la Unión Europea desconocen, se declaró la semana pasada abierto a conversaciones con el gobierno de Biden.

Las negociaciones incluirían la oferta del madurismo de reapertura de la embajada de Estados Unidos en Caracas -mudada a Bogotá desde 2019- y la liberación de ciudadanos estadounidenses detenidos en Venezuela, precisó Rodríguez en una entrevista con la agencia AP.

Arnal, de la UCV, cree que un referendo revocatorio contra Maduro, el año próximo, podría ser la herramienta electoral que acerque posiciones del madurismo, la oposición, Estados Unidos y la comunidad internacional.

“El tema es que se cumpla con el Estado de Derecho y se reorganicen las fuerzas en función de una salida que debería ser pacífica y electoral”, apunta el experto.

[Con información de Adriana Nuñez Rabascall, desde Caracas]

Venezuela 360