Sede de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela, Fedecámaras, en Caracas. Marzo 25, 2021. Foto: Álvaro Algarra - VOA.
Sede de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), en Caracas. Marzo 25, 2021. Foto: Álvaro Algarra - VOA.

CARACAS - La Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), presentó este miércoles un plan para ayudar a la inmunización de los venezolanos con la adquisición, de forma privada, de 6 millones de dosis.

El proyecto estipula la importación de las vacunas, almacenaje, control, distribución, y los insumos necesarios para que este proyecto pueda ser llevado a cabo, explicó en rueda de prensa Ricardo Cusanno, presidente de Fedecámaras.

“El costo de cada dosis no implica ganancia ninguna para ningún actor de la cadena”, explicó Cusanno.

El representante empresarial detalló que el plan estipula que un 80% de las dosis adquiridas sean para las empresas privadas que deseen participar y se registren, para costear su aplicación a sus empleados y familiares.

El otro 20% está estipulado que sea para población vulnerable, que sería determinada por el gobierno nacional.

An employee of the electronics store Canguro, wearing a protective face mask, looks out from the store entrance as she waits…
El gremio empresarial venezolano propone cambios sustanciales para salir de la crisis
Solicitan la modificación de leyes o normas "que restringen la participación privada” en la economía venezolana y se ofrecen a tomar parte en la respuesta a la pandemia.

Para poder llevar a cabo este proyecto, Cusanno sostuvo que se requieren de los permisos necesarios de los entes regulatorios para la importación, salvoconductos para la distribución del producto en todo el país, además de garantizar el acceso al suministros de gasolina y diésel y acompañamiento de los cuerpos de seguridad.

“La gran mayoría de las empresas industriales, agroindustriales, financieras, comerciales, turísticas, han expresado la voluntad de participar en un programa de este tipo”, indicó.

El presidente de Fedecámaras agregó que las empresas que no están afiliadas a la federación, que sin embargo podrán participar, “han mostrado disposición a participar”.

Fue enfático al asegurar que: “No se ha planteado y ni se planteará que un bien como la vacuna sea un bien de comercialización”.

 No se ha planteado y ni se planteará que un bien como la vacuna sea un bien de comercialización”

Ricardo Cusanno, presidente de Fedecámaras.

Por su parte, Antonio Orlando, ex presidente de la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos y de la empresa Meditron, la cual estará a cargo de este esfuerzo, explicó que el proyecto se realizará a través de una red de 100 clínicas privadas.

Orlando detalló que el plan estipula 8 vuelos, uno quincenal, de 750.000 dosis hasta llegar a la meta de 6 millones de dosis. El proceso de administración de la vacunas tomaría unos  cuatro meses y medio.

“La idea final es ayudar a que logremos la inmunidad colectiva, o la que llaman inmunidad de rebaño, en el breve plazo”, apuntó.

El protocolo de colocación de las vacunas será desarrollado por la Academia Nacional de Medicina y la Red Epidemiología, quienes acompañarán el proyecto, junto a otros miembros de la sociedad civil venezolana.

Vacunación en Venezuela

La campaña de vacunación de la nación suramericana inició a mediados de febrero. El gobierno de Nicolás Maduro firmó el año pasado un contrato por 10 millones de dosis de la vacuna rusa Sputnik-V. Hasta el momento, han llegado al país 700.00 dosis, la mayoría provenientes de China.

La oposición venezolana, a través de la autodenominada Comisión Delegada del Parlamento de 2015 liderada por Juan Guaidó, reconocido por decenas de países como presidente interino del país, y el gobierno conformaron una mesa técnica para concretar el acceso al país el mecanismo COVAX, liderado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A doctor shows an empty vial of the experimental Soberana 02 vaccine for COVID-19 being developed at the Molecular Immunity…
Expertos critican promoción en Venezuela de “gotas milagrosas” y vacunas cubanas
La Academia de Medicina opina que la distribución del fármaco Carvativir y la llegada de 60.000 dosis de candidatos a vacuna fabricados en Cuba puedan confundir a la población sobre su inmunización contra el COVID-19.

La semana pasada la oposición aprobó el financiamiento de unos 30 millones de dólares para el acceso al país del mecanismo de inversión en el sistema de la cadena de frío necesaria para el mantenimiento de las vacunas.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) confirmó que las vacunas que Venezuela tendría reservadas en este mecanismo serían las de AstraZeneca.

Debido a los reportes relacionados con esta vacuna, y a pesar de que la OPS afirmó que las que llegarían no serían del lote que ha causado preocupación, el gobierno venezolano ratificó su decisión de no aprobar el uso de la vacuna de AstraZeneca.

Este mismo miércoles, la vicepresidenta Delcy Rodríguez se refirió al mecanismo COVAX y aseguró que se va a “escoger” cuál es la vacuna que está permitida. Más tarde, Maduro afirmó que "no va a entrar ninguna vacuna al país (...) que no haya sido autorizada”. 

 

Venezuela 360