Enlaces para accesibilidad

Anuncios de Pedro Castillo en la ONU generan reacciones divididas en Perú


El presidente del Perú, Pedro Castillo se dirigió ante la Asamblea General de la ONU, el lunes 20 de septiembre.

El presidente peruano señaló que su país tendrá una representación diplomática en Palestina y que reconoce la soberanía de la República Árabe Saharaui y de la Argentina en las Islas Malvinas. Especialistas y políticos cuestionan que podría haber impasses diplomáticos.

Reacciones divididas han causado los anuncios del presidente del Perú, Pedro Castillo, durante su participación en la 77 Asamblea General de la ONU, como la próxima instalación de una delegación diplomática peruana en Palestina, el reconocimiento de la soberanía de la República Árabe Saharaui y de la Argentina en las Islas Malvinas.

Expertos y políticos consultados por la Voz de América en Lima señalan, con diferentes matices, la repercusión internacional del mensaje de Castillo en Nueva York. Desde la visualización de la posición peruana sobre temas que son parte de la agenda global de Naciones Unidas hasta posibles impasses diplomáticos en los próximos días.

Este nuevo frente para Castillo en el plano internacional se sumaría a los deafíos políticos y judiciales que enfrenta en Perú. En casi 14 meses de gobierno, el profesor rural ha tenido una permanente inestabilidad con 70 ministros nombrados. Además, la Fiscalía lo investiga por los ascensos irregulares en las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional en noviembre del año pasado.

También por un presunto favorecimiento a una empresa para lograr un contrato con la petrolera del Estado peruano y por el supuesto plagio en su tesis de maestría. Otra investigación en curso alude a la licitación de un puente en la selva del país.

Más recientemente, Castillo afronta otras dos indagaciones por un "presunto encubrimiento" para no atrapar a los prófugos de su gobierno y por liderar una organización criminal que buscaba direccionar las licitaciones públicas de obras.

Posicionamiento

En el inicio de su discurso, Castillo invitó a que se hagan todos los esfuerzos para el cese el fuego en la guerra Rusia-Ucrania. “El Perú reitera, une vez más, la necesidad de que se pacte un cese el fuego en Ucrania, que se incremente la protección de la sociedad civil afectada por el conflicto y se inicien negociaciones para encontrar una solución pacífica, que se comprenda los intereses de todas las partes”, indicó.

“Es necesario dar continuidad al acuerdo que permite la exportación de cereales de Ucrania y, como lo ha señalado el secretario general, hacer los arreglos para normalizar las exportaciones rusas de fertilizantes, cuya carencia está agobiando a los agricultores más pobres del mundo en desarrollo”, agregó el mandatario desde Nueva York.

Óscar Vidarte, magister en Relaciones Internacionales por la Pontificia Universidad Javeriana de Colombia, remarcó a la VOA que la parte inicial de la intervención de Castillo quiso mostrar la posición peruana frente a temas que son de importancia global para la ONU como el conflicto ruso-ucraniano y las consecuencias que conllevan la misma como la crisis de los fertilizantes.

Desde noviembre pasado, el Gobierno peruano tuvo tres compras fallidas de la urea debido a irregularidades de las empresas postoras que fueron denunciadas por la Contraloría General. Sumado a este problema, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego tuvo una inestabilidad política al tener cuatro titulares en ocho meses.

Vidarte también mencionó que Castillo recurrió a un punto muy marcado de su gestión que es la agenda social. “Es evidente que el presidente tiene una agenda de los derechos sociales no solo desde una perspectiva interna, sino también ahora global. Digamos, desde la agenda de desarrollo a nivel global ha tratado de ponerle mucho énfasis", anotó.

El especialista indicó que el mandatario peruano mostró una posición clara sobre el Acuerdo de Escazú a pesar de que hace poco nombró como canciller al internacionalista Miguel Rodríguez Mackay, quien tenía una posición en contra.

Impasses diplomáticos

La parte más polémica de Castillo fueron los anuncios. Mencionó que Perú tendrá una representación diplomática en Palestina y demandó el fin de la ocupación de Israel. Luego, dijo que restableció relaciones con la República Árabe Saharaui.

En 1984, el fallecido expresidente Fernando Belaúnde (1963-1968 y 1980-1985) reconoció por primera vez a esta nación. Sin embargo, el expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) suspendió las relaciones con la República Árabe Saharaui en 1996.

De otro lado, Castillo agregó que reconocen la soberanía de la Argentina en las Islas Malvinas (Falkland Islands) y "demandó el inicio de consultas y negociaciones para concretar este objetivo imperativo”. Perú trató sin éxito de ser mediador en el conflicto entre su par sudamericano y el Reino Unido en 1982.

Gattas Abugattas, máster en Diplomacia y Relaciones Internacionales por la Escuela Diplomática de España, mencionó a la VOA que “el presidente Castillo está realizando un manejo de la política exterior en función a sus gustos personales antes que en atención a los intereses del país”. Puso como ejemplo lo de Palestina.

“El Perú, hace algunos años, reconoció a Palestina como Estado. Pero, siendo un tema tan polémico en el que siempre hemos tenido una posición muy cauta y siguiendo la línea de la ONU en el sentido de invitar a las partes a que encuentren una solución pacífica para el problema, establecer una representación diplomática me parece un sin sentido y anunciarlo en Naciones Unidas, mucho peor”, analizó.

Abugattas explicó que Castillo pone a Perú en una situación muy incómoda no solo frente a Israel y Palestina, sino con los bloques de países que respaldan a cada parte involucrada en el conflicto. La misma lectura también la tiene con lo dicho por el mandatario sobre entre el conflicto de Argentina y el Reino Unido por las Malvinas.

“El solo hecho que el Perú reconozca que hay un territorio en disputa [las Malvinas], implica un cierto apoyo a la posición de Argentina. Es un apoyo medido, pensado y cauteloso que propone una solución amistosa con el Reino Unido. Sin embargo, cuál es la necesidad de afirmar la soberanía argentina en las Malvinas en estos momentos”, opinó.

El especialista consideró que Perú se abre de una forma innecesaria impasses diplomáticos con Israel y Reino Unido. “Creo que el comportamiento del presidente Castillo está guiado más en favorecer a gobiernos amigos en vez de los intereses del país”, finalizó.

Vacíos

El excanciller Luis González Posada señaló a la VOA que el discurso del presidente Castillo fue “decepcionante” porque, a comparación de sus homólogos sudamericanos, no hizo ninguna mención sobre las violaciones a los derechos humanos que se realizan en Venezuela y Nicaragua. “No dijo nada cuando por Naciones Unidas circulaba un informe de los actos de barbarie que se están ejecutando en estos países. Chile y Brasil, por ejemplo, sí lo hicieron”, mencionó.

González Posada cuestionó también que el mandatario haya reconocido a un “Estado inexistente” como la República Árabe Sahahui. Además, opinó que el gesto de Castillo de enfatizar la soberanía argentina en las Malvinas sería de agradecimiento hacia el gobierno de Alberto Fernández, quien desde la presidencia pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) defendió la permanencia del profesor rural cuando fue sometido a un proceso de vacancia en marzo pasado.

El exdiplomático criticó que Castillo se haya referido al Acuerdo de Escazú, que ha sido rechazado dos veces por el Parlamento porque “se orienta a darle poder a las ONG que tienen vinculación con la izquierda para hacer investigaciones o cuando ellos consideren denunciar a las operaciones mineras”. “Eso, finalmente, golpea la soberanía del Perú”, acotó.

González Posada apuntó que detrás de los anuncios de Castillo en Naciones Unidas estarían los embajadores Manuel Rodríguez Cuadros, Harold Forsyth y Óscar Maúrtua. Los primeros son representantes de Perú en la OEA y la ONU, respectivamente; mientras el último lo es en España.

Reacciones de la oposición en Perú

La oposición cuestionó al presidente Castillo. “Luego de los discursos de Pedro Castillo en el marco de la 77 Asamblea General de la ONU, ya no debe participar en estas cumbres si no está mejor asesorado. No se da cuenta que representa al país y lo único que hace es dejarnos en vergüenza a nivel mundial”, dijo Alejandro Aguinaga, parlamentario del Partido Fuerza Popular.

Norma Yarrow, integrante del Partido Avanza País, indicó que “me preocupa lo que ha dicho el presidente de la República en su discurso. Él ha aceptado que existe corrupción dentro de los órganos y de los ministerios. Así que esperemos que, con esa reflexión que ha hecho a nivel internacional, venga con otros aires y tomar las acciones pertinentes”.

Fuentes de la Comisión de Relaciones Exteriores del Parlamento peruano le señalaron a la VOA que solicitarán las explicaciones de los anuncios del presidente Castillo al canciller César Landa, quien deberá explicar la política exterior del gobierno en los próximos días.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG