Enlaces para accesibilidad

Cierre fronterizo entre Colombia y Venezuela fomenta el contrabando, según gremio de comercio


Las personas, autorizadas por razones humanitarias, llegan por el puente internacional Simón Bolívar desde Cúcuta, Colombia, cuando se vuelve abrir el cruce en San Antonio del Táchira, Venezuela, el 4 de octubre de 2021.

Mientras se mantienen los cierres fronterizos entre Colombia y Venezuela, el comercio de contrabando entre los dos países es casi tres veces más que el intercambio legal, según estimados de la Cámara Colombo Venezolana.

El intercambio comercial entre Colombia y Venezuela en lo que va de año alcanza entre 330 y 340 millones de dólares, según cifras de la Cámara Colombo Venezolana, pese a que el tránsito para vehículos por Norte de Santander, la principal zona comercial fronteriza, se mantiene cerrado.

Pero teniendo en cuenta el comercio de contrabando, las cifras oscilan entre 800 y 900 millones de dólares, según cálculos de la Cámara, dijo su director, Germán Umaña.

Muchos productos colombianos terminan en Venezuela por trochas o pasos ilegales, dijo Umaña. “Es mucho más el flujo del comercio por contrabando que por las vías legales”, agregó.

El dirigente gremial muestra su preocupación por el prolongado cierre de la frontera entre Norte de Santander y Táchira, pues considera que el intercambio comercial fortalece el contrabando por las trochas, así como el lavado de activos, comercio desleal, violencia y sobornos.

Colombia y Venezuela “comparten una frontera porosa de 2.219 kilómetros”, lo que facilita el contrabando de mercancías, y más hoy cuando se mantiene el cierre de la frontera por Norte de Santander desde 2019, señaló Umaña.

El Departamento Administrativo Nacional de Estadística de Colombia (DANE) estima que el intercambio comercial binacional de enero hasta julio sobrepasó los 222 millones de dólares, de los cuales casi 188 millones corresponden a productos colombianos.

Umaña sostiene que Colombia exporta a Venezuela muchos de los alimentos que se consumen en el vecino país, y también todo lo que tiene que ver con productos agroindustriales, que son el mayor porcentaje de las exportaciones.

Cierre de la frontera beneficia a redes criminales

Carlos Luna, presidente del Comité Intergremial de Norte de Santander, cree que no hay ninguna razón para mantener cerrada la frontera y que es una decisión política del gobierno colombiano, y cree que se mantendrá cerrada hasta las próximas elecciones.

“Con la restricción del tema de frontera, aquí lo que se ha hecho es fortalecer a las mafias y unos actores ilegales armados, que van desde la guerrilla del ELN hasta las bandas criminales en la frontera”, dijo Luna.

Las bandas criminales “tienen una fortaleza de un flujo de recursos que termina afectando los temas de legalidad y la seguridad en la región”, agregó.

Proyecciones para 2022 si se abre la frontera, según la Cámara

De acuerdo con las proyecciones de la CCV para el próximo año, si se abre la frontera al comercio binacional, el intercambio legal podría estar en el orden de 1.700 a 2.000 millones de dólares, uno de los más altos de los países andinos e inclusive, entre las naciones latinoamericanas, dijo Umaña.

“Pese a que Venezuela se estabilizó y sigue su leve crecimiento, hay que recordar que el país tiene una pérdida del 75 % del Producto Interno Bruto (PIB) y nadie debe imaginarse que la demanda va a ser inmensa, pero si no se abre la frontera, nuestra proyección estaría entre 550 y 600 millones de dólares de comercio binacional, sin tener en cuenta el contrabando”, manifestó.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Industriales (Andi), Capítulo Norte de Santander, varias empresas exportan a Venezuela por La Guajira, frontera que está abierta al comercio, sin embargo, preferirían hacerlo por Norte de Santander.

Los empresarios agremiados a la Andi piden al gobierno colombiano que abra la frontera, lo cual beneficiaría a empresas colombianas, no solo localizadas en la zona de frontera, sino en el resto del país.

Umaña recalcó que “todo depende de lo que decida el presidente (colombiano) Iván Duque si va a permitir el paso de mercancías legales, para sustituir el paso de mercancías ilegales”.

En octubre, el gobierno venezolano anunció la reapertura “gradual” de pasos fronterizos en Táchira para reactivar el comercio, luego de dos años de diálogos. Desde junio, Colombia había abierto su lado de la frontera con Venezuela, pero el gobierno venezolano rechazó la decisión.

Las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela están suspendidas desde 2019, cuando el gobierno de Duque desconoció el mandato de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro, y junto a más de 60 países dio el respaldo al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino. Maduro expulsó a diplomáticos colombianos y las autoridades venezolanas colocaron varios contenedores para bloquear el paso de vehículos por los puentes fronterizos.

Norte de Santander con indicadores sociales críticos

De acuerdo con el Comité Intergremial de Norte de Santander, los indicadores sociales en la región son críticos. La pobreza absoluta es mayor que en el resto del país y el ingreso per cápita es la mitad. El desempleo es de siete puntos por encima del promedio nacional y el subempleo es del 25% del promedio nacional.

“Son indicadores desesperanzadores (...) Nos hace pensar que, por una decisión política, el gobierno colombiano no abrirá la frontera, ni para la carga, ni para el negocio aduanero”, dijo Luna, presidente del Comité.

El dirigente dijo que las agencias de aduanas se quebraron y las pocas que sobrevivieron tuvieron que irse para Barranquilla (Atlántico) o para Maicao (La Guajira), porque no hay carga y los costos de fletes se incrementaron.

Para presionar a los gobiernos a abrir completamente la frontera, el Comité Intergremial de Norte de Santander tiene proyectado hacer una acción simbólica la última semana de diciembre, que consistirá en hacer una operación de importación y exportación, para ver cuál es la respuesta de las autoridades, tanto de Colombia como de Venezuela.

“Se va a hacer una exportación de Venezuela hacia Colombia y de Colombia a Venezuela. Los venezolanos dicen que no tienen ningún problema, pero desde Colombia no dan razón de lo que van a hacer, porque están esperando el visto bueno de presidencia”, concluyó Umaña.

La cancillería de Colombia no respondió a una solicitud de comentario de la Voz de América para esta historia.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG