Enlaces para accesibilidad

Derrotas frente a Ucrania comienzan a conocerse en Rusia y causan revuelo entre los nacionalistas


Tropas ucranianas avanzan en su ofensiva contra Rusia el 3 de octubre de 2022.

En la aplicación Telegram, que no ha sido censurada en Rusia, usuarios nacionalistas han comenzado a criticar duramente los fracasos del ejército ruso en Ucrania.

Desde hace varias semanas, en los canales no censurados de Telegram de los nacionalistas rusos de línea dura y blogueros militares ha habido una letanía de críticas al alto mando, en medio de una contraofensiva ucraniana Járkov y otras regiones que han causado grandes pérdidas a Rusia.

Ahora tras la victoria de Ucrania el fin de semana en Lyman, una ciudad de la región de Donetsk y centro ferroviario estratégico para Járkov, esas críticas se han propagado a una luz pública mayor, como a las primeras planas de los periódicos principales de Rusia.

Eso es un serio problema para los militares rusos y potencialmente para el Kremlin.

“Yo no vaticinaría un golpe de inmediato”, dijo James Nixey, director del Programa para Rusia y Eurasia de Chatham House, un centro de estudios en Londres. “Si hubiera alguno seríamos los últimos en enterarnos, esas cosas suceden con mucha rapidez”.

Sin embargo, señaló, que “obviamente hay un creciente descontento en las altas esferas de Rusia sobre el curso de la guerra, y eso se está manifestando de varias maneras, la gente no puede contenérselo”.

“El problema es que el control de Putin sobre casi todo es demasiado fuerte para que la gente se movilice y consolide formen una alianza contra él”, dijo Nixey a RFE/RL. “Yo personalmente pienso que la elite rusa nunca ha estado tan en peligro de colapsar que ahora”.

Durante los 23 años que lleva Putin en el poder, la otrora prensa libre de Rusia ha sido acallada en su totalidad. Después de la invasión a Ucrania el 24 de febrero, firmó una ley que casi criminaliza los reportes independientes sobre la guerra y todo lo que considere que “desacredite a las fuerzas armadas”.

Algunos de los medios independientes más conocidos han cerrado, como la radio Ecos de Moscú y el periódico Novaya Gazeta. También recursos y compañías de internet, como Facebook y Twitter, han sido censuradas.

Sin embargo, la aplicación de mensajería Telegram no ha sido censurada y como resultado en ese foro ha habido gran información, críticas y discusiones, entre ellas el pobre desempeño de las fuerzas rusas en Ucrania.

En la prensa, el 2 de octubre el tabloide Komsomolskaya Pravda, cuya cobertura de la guerra ha sido favorable al gobierno de Putin y la guerra en Ucrania, publicó un artículo que relataba la derrota de las fuerzas rusas en Járkov y “las razones típicas por de sus causas”.

Entre otras cosas, mencionó “la escasez de tropas, los errores de oficiales militares para organizar una defensa” y soldados que se negaban a luchar.

“La reservas que llegaron tarde, la falta de coordinación entre varias unidades en el terreno y de equipos modernos de reconocimiento”, fueron otras críticas del periódico.

Incluso en los principales canales estatales, que sirven como la primera fuente de noticias para la gran mayoría de la población, el tono en estos días ha sido más sobrio. En los noticieros de la tarde del 2 de octubre no se mencionó explícitamente a derrota en Lyman y la retirada.

En Ucrania, los funcionarios han notado con júbilo las recriminaciones. En un video del 1 de octubre, el propio presidente Volodymyr Zelensky lo destacó.

“Ya han comenzado a picarse unos a otros: están buscando por el culpable, atribuyendo las fallas a algunos generales”, dijo.

* Informe de Mike Eckel, periodista de RFE/RL.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG