Enlaces para accesibilidad

¿Por qué hay escepticismo ante el escenario de acuerdos políticos en 2022 en Venezuela?


Representantes del Gobierno y la oposición de Venezuela posan junto al canciller de México, Marcelo Ebrard, y el mediador de Noruega, Dag Nylander, durante los diálogos en la Ciudad de México el 13 de agosto de 2021.

Los ciudadanos en Venezuela concentran sus esfuerzos a sobrevivir día a día y han dejado de lado el interés por la política, afirman analistas consultados por la VOA.

Expertos consultados por la Voz de América ven poco probable que en 2022 se logre alcanzar un acuerdo político que conduzca a una solución a la crisis que vive Venezuela.

La politóloga Ana Milagros Parra afirma que aunque Venezuela es un país muy impredecible, no ve que la dinámica vaya a cambiar radicalmente y opina que el escenario más probable es que el próximo año sea “la extensión” del 2021.

“Un gobierno que se va a seguir estabilizando, que va a seguir implantando esta economía que no es necesariamente socialista, es todo lo contrario, y una oposición dividida que no se decide en un curso de acción, y una población resignada que no ve líder en la oposición”, dijo.

Parra considera que un acuerdo político viene de “presiones de los dos lados, de una estrategia fija de la oposición, de presión interna y externa, de empujar a un gobierno a decir que debe hacer ciertas concesiones”, una situación que ve posible, pero “no probable”.

Enderson Sequera, politólogo y director estratégico de Politiks, también considera poco probable que se logre un acuerdo.

“En esencia porque el chavismo volverá fortalecido a las negociaciones” con la oposición en México y planteará a la comunidad internacional que fueron celebradas elecciones regionales y municipales en donde se aceptó la observación de la Unión Europea.

Cree que, desde la óptica del chavismo, “ya cedieron”, por lo que, desde ese punto de vista, le correspondería ceder a la comunidad internacional, por lo que pedirán con “más fuerza” el levantamiento de sanciones.

“Al final, lo que complica y lo que hace que la posibilidad de un acuerdo político en 2022 sea tan baja es el mismo problema de fondo que hemos tenido en las negociaciones de los últimos años. Qué le puede ofrecer la oposición democrática al chavismo que sea mucho más atractivo que presidir dictatorialmente un país que está geoestratégicamente ubicado para sus negocios turbios y que es rico en recursos naturales”, plantea.

A su juicio, una oposición “dividida y debilitada y un chavismo fortalecido”, harán muy difícil que se llegue a un acuerdo político en el contexto de las negociaciones en México.

Ganadores y perdedores en materia política en 2021

Lejos de destrabarse, la situación política en Venezuela durante 2021 continuó el curso de complejidad que ha registrado desde hace varios años, aseguran los expertos.

Parra estima que los grandes perdedores de 2021 fueron los venezolanos, una población que luce “resignada”, con apatía política y enfocada en su día a día porque “no ve posibilidad de cambio”.

“Una resignación que es muy difícil de eliminar y que es tarea de la oposición directamente hacerlo”, añade.

A su juicio, el gobierno logró “surfear la ola muy bien” y dividir a la oposición en muchos grupos con diversas estrategias.

“Internacionalmente ya se acostumbró a las sanciones internacionales, adaptó su economía y logró tener esos terceros que lo ayudan a evadir las sanciones y a mantenerse, y también logró estabilizar de cierto modo su grupo interno y vender de nuevo en la comunidad internacional un Estado democrático”, dijo.

Sequera concuerda en que el chavismo maniobró “muy hábilmente” al dividir a la oposición y “conformando una nueva oposición a la medida”, pero también desde el punto de vista internacional con la negociación en México.

“Lograron conducir a la oposición democrática hacia la emboscada electoral de las elecciones regionales donde la oposición fue derrotada de manera humillante”, expresó.

Sin embargo, también apunta que el “fraude en Barinas” echa a la basura meses de trabajo para lavar su imagen de cara a la comunidad internacional, porque termina mostrando lo que es el chavismo, “una dictadura que manipula a los árbitros electorales a su antojo”.

Otros elementos que marcan la “victoria” del chavismo en 2021 son la apertura de una investigación de la Corte Penal Internacional (CPI) y la extradición del empresario colombiano, Alex Saab.

El politólogo opina que el gran perdedor de 2021, desde el punto de vista político, es la Plataforma Unitaria de la oposición, debido a que el discurso de no participar en procesos electorales sin condiciones, quedó a un lado.

En varias ocasiones distintos funcionarios del Gobierno de Venezuela han insistido en que la oposición no volverá al poder en el país.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG