Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Jefe de alimentos de la ONU: Mariúpol se está muriendo de hambre


Los residentes de Mariúpol cocinan sentados en la entrada de su edificio de apartamentos dañado en un área de la ciudad que los separatistas respaldados por Rusia afirman controlar en la ciudad ucraniana de Mariúpol, el 13 de abril de 2022.
Los residentes de Mariúpol cocinan sentados en la entrada de su edificio de apartamentos dañado en un área de la ciudad que los separatistas respaldados por Rusia afirman controlar en la ciudad ucraniana de Mariúpol, el 13 de abril de 2022.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU está tratando de poner suministros de alimentos ahora en áreas que podrían verse atrapadas en los combates.

El jefe del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, PMA, dijo que la gente está “muriendo de hambre” en la sitiada ciudad ucraniana de Mariúpol, y predijo que es probable que la crisis humanitaria del país empeore a medida que Rusia intensifique su ataque en las próximas semanas.

El director ejecutivo del PMA, David Beasley, también advirtió en una entrevista el jueves con The Associated Press en Kiev que la invasión de Rusia a Ucrania, país exportador de granos, corre el riesgo de desestabilizar naciones alejadas de sus costas y podría desencadenar oleadas de inmigrantes que buscan una vida mejor en otros lugares.

La guerra que comenzó el 24 de febrero está “devastando a la gente en Ucrania”, dijo, lamentando la falta de acceso que enfrentan el PMA y otras organizaciones de ayuda para tratar de llegar a los necesitados en medio del conflicto.

“No veo que nada de eso se alivie. Simplemente no veo que suceda en este momento”, dijo.

La naturaleza fluida del conflicto, en el que los enfrentamientos se alejaron de las áreas alrededor de la capital y se dirigieron hacia el este de Ucrania, hizo que fuera especialmente difícil llegar a los ucranianos hambrientos.

El PMA está tratando de poner suministros de alimentos ahora en áreas que podrían verse atrapadas en los combates, pero Beasley reconoció que hay "muchas complejidades" a medida que la situación evoluciona rápidamente.

David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, habla durante una entrevista con The Associated Press en Kiev, Ucrania, el jueves 14 de abril de 2022.
David Beasley, director ejecutivo del Programa Mundial de Alimentos de la ONU, habla durante una entrevista con The Associated Press en Kiev, Ucrania, el jueves 14 de abril de 2022.

La falta de acceso es parte del problema, dijo, pero también lo es la escasez de mano de obra y combustible a medida que los recursos se desvían hacia el esfuerzo bélico.

“No serán solo los próximos días, sino que las próximas semanas y meses podrían incluso volverse más complicados de lo que es ahora”, dijo. “De hecho, está empeorando cada vez más, concentrado en ciertas áreas, y las líneas del frente se moverán”.

Beasley expresó especial preocupación por la ciudad portuaria de Mariúpol, donde un número cada vez menor de defensores ucranianos resiste el asedio ruso que ha atrapado a más de 100.000 civiles que necesitan desesperadamente alimentos, agua y calefacción.

Las fuerzas rusas que controlan el acceso a la ciudad no han permitido la entrada de ayuda, a pesar de que el PMA ha exigido el acceso.

“No nos daremos por vencidos con la gente de Mariúpol y otras personas a las que no podemos llegar. Pero es una situación devastadora: la gente se muere de hambre”, dijo.

Rusia está decidida a apoderarse de la ciudad para que sus fuerzas de la península de Crimea anexionada puedan unirse completamente con las tropas en otras partes de la región oriental de Donbas, el corazón industrial de Ucrania y el objetivo de la próxima ofensiva.

El jefe de alimentos de la ONU advirtió sobre los desastrosos efectos dominó debido al papel de Ucrania como principal proveedor internacional de granos.

Una escasez mundial de alimentos causada por la guerra podría provocar “una migración masiva más allá de lo que hemos visto desde la Segunda Guerra Mundial”, dijo, haciéndose eco de los comentarios que hizo ante el Consejo de Seguridad de la ONU el mes pasado.

Rusia y Ucrania juntos producen el 30% del suministro mundial de trigo y exportan alrededor de las tres cuartas partes del aceite de semilla de girasol del mundo. La mitad de los cereales que compra el PMA para su distribución en todo el mundo proviene de Ucrania.

[Con información de The Associated Press]

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG