Enlaces para accesibilidad

Jordania, promotora de la paz en el Medio Oriente, amenaza con expulsar a embajador israelí


Manifestantes palestinos participan durante una manifestación para mostrar su solidaridad en medio de los combates entre Israel y Gaza, en la Ciudad Vieja de Jerusalén, el 18 de mayo de 2021.

Jordania, que tiene un acuerdo de paz con Israel y ha promovido una solución al conflicto palestino, amenazó con expulsar al embajador de Israel ante la oleada de violencia que amenaza con detonar un conflicto más amplio aún.

El primer ministro jordano Bisher al-Khasawneh dice que su país podría expulsar al embajador israelí después de que el parlamento emitiera un llamado debido a la escalada de violencia entre israelíes y palestinos.

El rey Abdalá II está llevando a cabo una intensa diplomacia para tratar de detener la peligrosa escalada en medio de preocupaciones, sugieren los observadores, en caso de que la crisis provoque otra ola de refugiados palestinos en Jordania.

En conversaciones con su homólogo jordano, el secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo que "tanto israelíes como palestinos merecen igualmente vivir en condiciones de seguridad".

Jordania tiene un tratado de paz de 1994 con Israel y, durante años, también ha sido el principal defensor del estado palestino. La indignación pública en el país, donde los refugiados palestinos y sus descendientes constituyen más de la mitad de sus 10 millones de habitantes, ahora se está desbordando.

Bruce Riedel, un miembro senior de Brookings Institution, dice que el rey Abdalá tiene razón cuando advirtió repetidamente que la falta de una solución justa al problema palestino "conduciría a la explosión de la situación en la región".

"El rey Abdalá ha estado diciendo durante 20 años que si no se aborda la causa raíz del conflicto israelo-palestino, israelí-árabe, tarde o temprano se producirán explosiones como hemos visto", dijo Riedel.

"La posición jordana siempre ha sido que la comunidad mundial, y Estados Unidos en particular, presionaron a Israel para que creara un estado palestino con su capital en Jerusalén Este para representar la patria del pueblo palestino”.

Los funcionarios jordanos han expresado su preocupación por cualquier explosión de violencia en Israel y los territorios palestinos que podría conducir a otra migración masiva de palestinos a Jordania después de las oleadas de refugiados de 1948 y 1967, aunque Riedel no ve necesariamente que esto suceda. Lo que es más preocupante es la violencia entre judíos israelíes y árabes israelíes.

“También temen los flujos de refugiados de Palestina. Por otro lado, dos intifadas anteriores en Cisjordania en 1988, en 2000 no produjeron flujos significativos de refugiados", dijo Riedel.

"Es una preocupación pero no algo que no pueda evitarse de ninguna manera. Lo que es particularmente peligroso sobre esta situación y en gran parte sin precedentes es que vemos a estas turbas en ambos lados, pero especialmente el lado israelí atacando a los árabes israelíes. El contrato social entre judíos israelíes y árabes israelíes se está desmoronando. Eso es un mal augurio para el futuro de Israel”.

La policía israelí se pelea con los manifestantes en el barrio de Sheikh Jarrah, en el este de Jerusalén, el 15 de mayo de 2021. Las tensiones comenzaron allí a principios de este mes.
La policía israelí se pelea con los manifestantes en el barrio de Sheikh Jarrah, en el este de Jerusalén, el 15 de mayo de 2021. Las tensiones comenzaron allí a principios de este mes.

El periodista palestino Daoud Kuttab, en un artículo de opinión de Los Angeles Times, instó a Israel y a los palestinos, incluido Hamas, a hablar. “En este punto, la idea de disuadir el conflicto se ha vuelto esquiva debido a la ausencia de un proceso de negociación serio”, dijo.

“Salvo la rendición, ningún conflicto en el mundo puede resolverse por medios militares. Cualquier resolución depende de las negociaciones y, naturalmente, eso significa hablar con tus enemigos, no con tus amigos ”, dijo Kuttab.

Con los esfuerzos diplomáticos hasta ahora incapaces de detener la violencia, el principal oficial militar estadounidense, el general del ejército Mark Milley, advirtió que la violencia podría "correr el riesgo de una desestabilización más amplia".

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones; o bien, síguenos en redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

XS
SM
MD
LG