Sede del Consejo Nacional Electoral o Poder Electoral venezolano en Caracas. Mayo 25, 2021.
Sede del Consejo Nacional Electoral o Poder Electoral venezolano en Caracas. Mayo 25, 2021. Foto: Álvaro Algarra - VOA.

CARACAS - En Venezuela las recientes acciones de persecución contra dirigentes políticos y defensores de derechos humanos denunciadas por la oposición y diversas organizaciones de la sociedad civil podrían haber acabado con el debate en la mayoría opositora sobre si participar en las elecciones regionales y municipales previstas para noviembre, coinciden analistas.

Para Nicmer Evans, politólogo y fundador del Movimiento Democracia e Inclusión, si bien la discusión se estuvo produciendo en el seno de la Plataforma Unitaria, “la nueva oleada de persecución” en el país, probablemente generará un debate interno en el que, quienes define como “sectores pro abstencionistas”, fortalecerán su tesis sobre la necesidad de suspender cualquier tipo de elección, por considerar que estarían dando “concesiones al régimen de Maduro”.

“Todo el asedio a Juan Guaidó y las detenciones y anuncios de detenciones van exactamente en un sólo sentido, en el de lograr que haya una ruptura, una nueva división de la oposición que estaba a punto de ir a primarias, que estaba a punto de volver a unificarse electoralmente. Ellos saben muy bien que necesitan tener a una oposición dividida por lo menos en tres toletes para poder garantizar la victoria del PSUV en todos los estados”, dijo el politólogo a la VOA.

Evans asegura que en la oposición había un “avance” para llevar a cabo un proceso de primarias sin apoyo del Consejo Nacional Electoral (CNE).

En ese sentido, y tomando como ejemplo el caso de un proceso de primarias “auto gestionadas” en una pequeña población cercana a Caracas, el politólogo propuso la celebración de primarias “autónomas” entre quienes ya se han decidido a participar en el evento electoral.

Escuche
Venezuela: Elecciones oposición y represión

“Que no esperen el dictamen de un órgano central que no existe, con una conducción política ausente y que empiecen a desarrollarse los procesos donde sea viable, donde haya acuerdo y donde los precandidatos puedan ponerse de acuerdo, tanto a nivel de gobernación como de alcaldía (…) si en algún momento se llega a generar una instancia que promueva las finanzas, excelente”, subraya.

La mayoría de la oposición venezolana, hasta la fecha, ha descartado participar en las elecciones regionales argumentando que no existen condiciones, garantías, ni constituyen una solución al conflicto.

“Tenemos que organizarnos”

Evans, disidente del chavismo y quien estuvo detenido por casi dos meses en 2020 por razones políticas, forma parte de un grupo de ciudadanos que, recientemente, solicitó la activación de un Referendo Revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

A su juicio, es necesario que persistan las protestas contra las violaciones a los derechos fundamentales, así como la organización de cara a procesos electorales.

“Hemos comprobado que el no participar no genera ningún tipo de rédito, cuando apenas amenazamos con la posibilidad de participar de manera organizada, ellos temen y toman medidas de fuerza como estas. Si logramos ir unidos el 21 (de noviembre), no tengo ninguna duda de que, a pesar de los obstáculos que pongan, si tenemos la ruta clara, difícilmente va a haber algún tipo de perturbación en relación a lograr los objetivos que fundamentalmente es arrebatarles cuotas de poder”, explica.

En tanto, el chavismo se prepara para, el 8 de agosto, celebrar elecciones primarias con el propósito de elegir a los candidatos que presentará de cara a las elecciones regionales.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en redes sociales: FacebookTwitter e Instagram.

Venezuela 360