Enlaces para accesibilidad

¿Están en Ucrania los paramilitares del Grupo Wagner?


La presencia del comando paramilitar ruso Grupo Wagner comenzó en la región de Dombás, Ucrania, en 2015, en la adhesión de la Península de Crimea. (Foto Archivo / AFP)

La empresa de seguridad privada conocida como Grupo Wagner es uno de los negocios más prósperos y menos transparentes de Yevgeny Priogzhin, un oligarca ruso cercano al presidente Vladimir Putin.

De 2013 a 2018, contratos con el Kremlin le dejaron a Priogzhin unos 3.100 millones de dólares, según arqueos de la Fundación Anticorrupción (FBK).

Este oligarca, exprisionero durante la era soviética por tráfico de menores, está entre las 100 personas más ricas de Rusia y es conocido como “el chef de Putin”, por su cercanía al mandatario y sus contratos con la empresa Concord Catering, que desde hace casi dos décadas posee concesiones para servir alimentos a militares y otras instancias del gobierno ruso.

El Grupo Wagner funciona como una compañía de seguridad privada, aunque no está registrado como tal en Rusia ni en otro país cercano al poder eslavo y está conformado por miles de mercenarios que operan en Rusia y terceros países donde el Kremlin tiene negocios, según diversas investigaciones.

Priogzhin es el dueño y fundador del Grupo Wagner. Dmitry Utkin, un exjefe de Fuerzas Especiales de Rusia (GRU), lo dirige.

El gobierno ruso niega responsabilidades por las acciones del Grupo Wagner, que no constituye parte estructural del estado, lo que en la práctica le evita responder en tribunales internacionales por las acciones cometidas.

¿Es Priogzhin conocido en Estados Unidos?

Priogzhin fue acusado de formar parte de la trama rusa para atentar contra las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, lo que puso en alerta a los países europeos por la potencial influencia del centro de Trolls de Olgino, que operaba desde San Petersburgo, según detalló el informe del fiscal especial Robert Mueller, que nombró al oligarca desde la página cuatro.

Priogzhin se ha embarcado en las cruzadas de Putin, según relató la abogada Liubov Sabol, de FBK, al New York Times, con al menos una treintena de negocios en contratos con el estado, entre otros emprendimientos.

Además de su cercanía con el líder ruso, al oligarca “no le dan miedo los trabajos sucios” y está presto “a cumplir múltiples tareas para Putin, desde combatir a la oposición hasta enviar mercenarios a la guerra”, según la experta.

¿Ha participado el grupo Wagner en Ucrania?

Los informes de inteligencia de Estados Unidos y Reino Unido consideran que el Grupo Wagner ha participado con las tropas rusas en Ucrania, e incluso creen que la dirigencia del Grupo supo antes que mandos militares rusos de la invasión al país vecino, pues los movimientos de milicianos comenzaron en enero desde posiciones en África hacia la frontera con Ucrania para concentrarse para la toma de Kiev.

Fuentes cercanas a las operaciones del Grupo han revelado a la prensa que en la zona de conflicto en poder de separatistas y reconocida por Moscú se habrían concentrado entre 2.000 y 4.000 mercenarios del Grupo Wagner antes del asalto ruso contra las principales ciudades ucranianas.

El grupo asignado a Kiev habría tenido la misión de asesinar al presidente Volodymyr Zelenskyy -como advirtieron en la primera semana de la invasión los servicios de inteligencia occidentales- lo que llevó al gobierno de Ucrania a imponer un toque de queda de 36 horas para “controlar a saboteadores”, redoblar la seguridad y restringir los ingresos no autorizados a Kiev y al perímetro de seguridad del mandatario y otros funcionarios civiles.

Las misiones del grupo paramilitar tiene botines como recompensa por objetivos de guerra cumplidos —como liquidar a líderes, por ejemplo— además de salarios que llegan hasta 3,000 dólares al mes, lejos de los que perciben mandos medios del ejército ruso y mucho menos los soldados, según investigaciones.

La resistencia de los militares y civiles ucranianos armados ha obligado al Grupo Wagner ha reorganizarse y dirigir su operación a la región separatista Dombás junto al resto de las tropas del Kremlin, según Jeremy Fleming, director de la Agencia de Espionaje de Reino Unido.

Fleming considera que ante el revés sufrido por el Kremlin en la primera etapa de la guerra, utilizará a estos paramilitares para limitar las bajas y pérdidas materiales, mientras reacomoda las tropas.

“Es probable que estos soldados (diestros en armas de asalto y con preparación como fuerzas especiales) sean usados como carne de cañón para intentar limitar las pérdidas militares rusas”, ha opinado el experto.

¿Cómo opera esta fuerza paramilitar rusa?

Un documental coproducido por varios medios, entre ellos CAPA Press y la televisión francesa, titulado Wagner: los mercenarios de Putin, rastreó la estructura del Grupo en una investigación antes de la invasión contra Ucrania, siguiendo las pistas del asesinato de tres periodistas rusas del medio opositor ICC ocurrido en la República Centroafricana en 2018.

Los periodistas se dirigían a investigar las conexiones y actividades de la agrupación en África, después de revelarse que varios integrantes del Grupo Wagner habían caído en combate en Siria.

El medio investigativo ICC es financiado por el empresario y opositor ruso Mikhail Khodorkovsky, quien después de purgar una pena de 10 años de cárcel y ver expropiadas sus empresas, vive en el exilio.

Una investigación financiada por Khodorkovsky para esclarecer los hechos se opuso a una tesis de las autoridades centroafricanas del robo como motivo de los crímenes, y concluyó que el seguimiento a los documentalistas comenzó mucho antes que salieran de Rusia para realizar el rodaje en África.

“Se analizaron varios miles de números de teléfonos, y el resultado de ese trabajo fue que pudimos identificar los nombres de las personas que durante todo ese período seguían a nuestro grupo de periodistas, los mantuvieron bajo estrecha vigilancia desde el principio y podemos asegurar con certeza que fueron el señor Priogzhin y las personas bajo sus ordenes quienes decidieron eliminar a nuestro equipo para enviar el siguiente mensaje: ‘no queremos ver a ningún periodistas de investigación merodeando por las zonas que están bajo nuestro control’”, ha dicho el Khodorkovsky.

Documentos interceptados por los servicios de inteligencia de occidente indican que el Grupo Wagner tiene un listado de países en categorías que incluyen al detalle aspectos como la cantidad de recursos naturales y los tipos de gobierno, y que a partir de ahí, desde la coordinación con el Kremlin, se establecen líneas de trabajo.

La presencia actual en varios países de África responde a esa premisa, especialmente en aquellos países que poseen minas de oro, diamantes y otros minerales, en los que el propietario del Grupo y otros del enclave del líder ruso establecen acuerdos con gobiernos.

Cuando hay resistencia local –según las investigaciones- el comando pasa a otra etapa que consiste en la eliminación de líderes locales o activistas que se opongan a sus planes.

En algunos países africanos donde hay presencia del Grupo Wagner se han denunciado supuestos asesinatos a sangre fría cometidos por sus integrantes, tanto contra líderes nativos como en las comunidades.

¿Quiénes conforman esta agrupación?

Marak, un exmilitar ruso que había estado en prisión por ser parte de una célula de asesinos a sueldo de la mafia en Siberia, fue reclutado en 2015 para formar parte del Grupo Wagner.

El hombre de mediana edad reconoce –al igual que otros miembros entrevistados en el documental de CAPA- que la preparación paramilitar que reciben es extrema y entre las cláusulas del contrato figura que deben “participar en combate, y las acciones militares pueden conllevar lesiones, traumas y una alta probabilidad de muerte”.

Ante los bajos salarios y el desempleo en Rusia el grupo no ha tenido mayores dificultades para reclutar mercenarios. Los pagos comienzan desde que se inicia el entrenamiento con un sueldo de 1,000 dólares al mes. Al llegar la primeras misiones, sube a los 1,500 dólares y a medida que adquieren experiencia y logran reconocimiento por acciones realizadas, va subiendo el salario, según la investigación.

Las primeras misiones internacionales del grupo documentadas comenzaron en la zona del Dombás en 2015 para apoyar a las fuerzas separatistas en guerra con el gobierno de Kiev, que intentaba contrarrestar la ofensiva apoyada por el Kremlin.

El gobierno ruso desconoce al Grupo Wagner

El presidente Vladimir Putin ha negado conocer esa formación paramilitar y ha dicho que no son parte de las fuerzas de seguridad rusas.

“No representan al estado ruso y no participan en acciones de combate”, ha dicho el mandatario en ruedas de prensa durante visitas a países europeos al ser cuestionado sobre la existencia de la agrupación.

Sin embargo, el investigado opositor Ruslán Levíev ha dicho que "Rusia no lo reconoce, pero encontramos un documento oficial en el que se hacía mención del Grupo Wagner y estaba firmado por el mismísimo Vladimir Putin".

El portavoz del Pentágono, John F. Kirby, ha dicho que la agrupación recluta combatientes en Rusia, Libia y Siria.

El Departamento de Defensa de Estados Unidos cree que el gobierno ruso ha recurrido a esta fuerza paramilitar para “reforzar sus tropas” a partir de la experiencia de mercenarios del grupo en el este de Ucrania desde 2015.

¿Por qué el nombre de Grupo Wagner?

El nombre de la agrupación proviene, según los investigadores, de la identificación de su líder, Dmitry Utkin, con la estética y los gustos de Adolfo Hitler, en especial la predilección del líder nazi por la música del compositor germano del siglo XIX, Richard Wagner. La agrupación utiliza algunas simbologías con estética similar a las del Tercer Reich.

Ni el Ministerio de Defensa ruso ni el oligarca Yevgeny Priogzhin han aceptado múltiples pedidos de medios de comunicación para hablar sobre esta agrupación.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG