Enlaces para accesibilidad

site logo site logo

Israel insiste en su ofensiva contra Gaza horas después de un mortífero ataque contra un campamento


Palestinos inspeccionan una casa destruida en un ataque israelí, en medio del conflicto entre Israel y Hamas, en el campo de refugiados de Nusairat, en el centro de la Franja de Gaza, el 9 de julio de 2024.
Palestinos inspeccionan una casa destruida en un ataque israelí, en medio del conflicto entre Israel y Hamas, en el campo de refugiados de Nusairat, en el centro de la Franja de Gaza, el 9 de julio de 2024.

La ofensiva israelí en Gaza se recrudece pese a las denuncias por ataques contra civiles como los ocurridos en la víspera contra una escuela y un campamento de refugiados. Israel dice que persigue en combate directo, incluso "cuerpo a cuerpo" a los militantes de Hamás.

Las fuerzas israelíes intensificaron el miércoles su ofensiva en el norte y el centro de Gaza, horas después de un ataque aéreo contra un campamento de tiendas de campaña en el que -según autoridades palestinas- murieron más de una veintena de personas, y cuando estaban a punto de reanudarse las negociaciones para poner fin a los combates.

Se lanzaron octavillas sobre la ciudad de Gaza, esta vez con un mapa que señalaba "rutas seguras" para la evacuación de toda la ciudad, no sólo de determinados distritos. Los panfletos israelíes instan a los civiles a dirigirse al sur por dos rutas del centro de la Franja de Gaza.

El grupo miliciano Hamás dijo que la retomada ofensiva israelí había matado el martes a más de 60 palestinos en todo el enclave y amenazaba con hacer fracasar los esfuerzos por garantizar un alto al fuego en la guerra de nueve meses, cuyas conversaciones se reanudarán el miércoles en Doha.

El ataque aéreo alcanzó las tiendas de las familias desplazadas frente a una escuela en la ciudad de Abassan, al este de Jan Yunis, en el sur de Gaza, matando al menos a 29 personas, la mayoría mujeres y niños, según informaron fuentes sanitarias palestinas.

El Ejército israelí dijo que estaba revisando las informaciones que indican que hubo civiles heridos. Afirmó que el incidente se produjo al alcanzar con "munición precisa" a un combatiente de Hamás que participó en el ataque del 7 de octubre contra Israel.

El miércoles, las fuerzas israelíes profundizaron su incursión en dos distritos de la ciudad de Gaza. Los soldados llevaron a cabo registros casa por casa en algunas zonas y los tanques bombardearon varias viviendas, según los residentes.

Las fuerzas israelíes patrullaron la carretera principal que conduce a la costa, francotiradores ocuparon los tejados de algunos edificios altos que aún permanecían en pie y los tanques se estacionaron en el interior de la sede de la agencia de la ONU para los refugiados palestinos UNRWA, según los residentes.

El Ejército israelí dijo en un comunicado que sus fuerzas continuaban las operaciones en la ciudad de Gaza contra milicianos de Hamás y su aliado, la Yihad Islámica, que según ellos habían operado desde el interior de las instalaciones de la UNRWA, utilizándola como base para llevar a cabo ataques.

"Después de que se abriera un corredor definido para facilitar la evacuación de civiles de la zona, los militares de las FDI (Fuerzas de Defensa de Israel) llevaron a cabo una incursión selectiva en la estructura, eliminaron a los terroristas en combates cuerpo a cuerpo y localizaron grandes cantidades de armas en la zona", dijeron los militares.

La Media Luna Roja Palestina dijo que había recibido docenas de llamadas desesperadas de residentes en la ciudad de Gaza atrapados en sus casas, pero sus equipos no pudieron llegar a ellos debido a la intensidad de los bombardeos.

"La información procedente de la ciudad de Gaza muestra que los residentes están viviendo condiciones trágicas. Las fuerzas de ocupación (israelíes) siguen golpeando distritos residenciales y desplazando a la gente de sus hogares y refugios", afirmó en un comunicado.

Las alas armadas de Hamás y la Yihad Islámica afirmaron que los combatientes lucharon con las fuerzas israelíes que operan en la zona con cohetes antitanque y bombas de mortero y a veces en combates cuerpo a cuerpo.

En el campamento de al-Nuseirat, en el centro de Gaza, médicos dijeron que seis palestinos, entre ellos niños, murieron en un ataque aéreo contra una casa a primera hora del miércoles, mientras que otro ataque aéreo mató a dos personas e hirió a varias más en Jan Yunis.

Más de 38.000 palestinos han muerto en Gaza desde el comienzo de la guerra, según las autoridades sanitarias del enclave palestino.

La guerra estalló cuando milicianos dirigidos por Hamás se infiltraron en el sur de Israel el 7 de octubre, matando a 1.200 personas y llevándose a unos 250 rehenes a Gaza, según cifras israelíes.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestros canales de YouTube, WhatsApp y al newsletter. Activa las notificaciones y síguenos en Facebook, X e Instagram.

Foro

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG