Enlaces para accesibilidad

La ONU descarta que el fondo acordado en México sirva para financiar impagos de Venezuela


ARCHIVO - Un manifestante reclama con un cartel ayuda a la OEA y a la ONU para hacer frente a la crisis que atraviesa el país en junio de 2017.

La actual situación de impago de las cuotas del organismo internacional priva a Caracas del derecho a voto al que tendría derecho como Estado miembro. Las negociaciones entre Gobierno y oposición abren la puerta a nuevos fondos, pero sus fines serán humanitarios, señalan desde las Naciones Unidas.

La Organización de las Naciones Unidas celebró este lunes que gobierno y oposición venezolanos retomaran las conversaciones este pasado fin de semana en Ciudad de México, si bien descartó que este acercamiento pueda facilitar que Caracas recupere su derecho a voto en el organismo, que perdió hace dos años por impago.

En las últimas horas se especuló con la posibilidad de que Venezuela pudiera ponerse al día en el pago de sus cuotas a la ONU -y así recuperar su derecho a voto- aprovechando el acuerdo alcanzado entre ambas partes durante esta última ronda de negociaciones, que contempla la creación de un fondo; una medida que, según el facilitador de las conversaciones, el noruego Dag Nylander, cuenta con el apoyo de las Naciones Unidas.

"Bueno, tengo entendido que estos fondos se utilizarían con fines humanitarios", señaló este lunes el portavoz de la Secretaría General el organismo internacional, Stéphane Dujarric, en respuesta a una pregunta de un periodista sobre la posibilidad de que parte del monto sea utilizado para saldar cuentas con la ONU. "Nuestro auditor ha estado en contacto con las autoridades venezolanas en varias ocasiones para tratar de averiguar cómo puede pagar Venezuela".

Dujarric aseguró que la situación no se debe a una "renuencia a pagar" por parte del Gobierno de Nicolás Maduro, sobre el que pesan multitud de sanciones impuestas tanto por Estados Unidos como por otras naciones. "Sabemos que hay obstáculos, y estamos tratando de resolverlos -hasta donde yo sé- al margen de estos fondos humanitarios".

El sábado, desde Ciudad de México, el facilitador Nylander detalló que el fondo social se financiará con recursos congelados del Estado venezolano en el sistema financiero internacional, que se emplearán para apoyar programas de salud, alimentación y educación para los sectores pobres; mejorar el deteriorado sistema eléctrico público y atender a las familias afectadas por las fuertes lluvias ocurridas en el segundo semestre de ese año.

En el acuerdo no se mencionó la suma que manejará el fondo, pero se prevé pueda alcanzar los 3.000 millones de dólares.

El 11 de enero de 2020, Venezuela se convirtió en uno de los diez países que han perdido su derecho a voto en la Asamblea General ONU -o “quedaron bajo amenaza de perderlo”- debido al impago de sus cuotas. Igual había pasado en 2018.

Los otros países afectados son: República Centroafricana, Comoras, Gambia, Líbano, Lesotho, Santo Tomé y Príncipe, Somalia, Tonga y Yemen.

En aquel momento, Dujarric explicó que “acumularon moras y caen bajo las previsiones del artículo 19" de la Carta de la ONU, que establece una suspensión del voto en la Asamblea General a los países cuya mora sea "igual o superior al total de las cuotas adeudadas por los dos años anteriores”.

Asimismo, ya en septiembre de ese mismo año, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) suspendió de su derecho a voto a Caracas por las deudas contraídas desde 2017 hasta esa fecha.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

Síganos en redes sociales

XS
SM
MD
LG