Enlaces para accesibilidad

Duque reitera apoyo a Guiadó a pesar de polémica por empresa Monómeros en Colombia


El presidente de Colombia, Iván Duque, habla durante una reunión regional junto al líder opositor venezolano Juan Guaidó, en Bogotá, el 20 de enero de 2020. [Foto de archivo].

El presidente de Colombia se refirió a la intervención de Monómeros este martes desde Nueva York. Duque reiteró el reconocimiento de Colombia a Guaidó como presidente interino de Venezuela, haciendo votos, a su vez, por la gestión “eficaz” de la empresa.

El presidente colombiano, Iván Duque, y el líder opositor venezolano, Juan Guaidó, reafirmaron esta semana sus posturas como aliados políticos, a pesar de la polémica en que se ha visto sumida la oposición venezolana tras la intervención de la empresa Monómeros en Colombia.

Duque ha sido uno de los principales defensores en la palestra internacional del gobierno interino venezolano de Juan Guaidó. Su relación ha sido públicamente cercana, la Casa de Nariño ha recibido al líder opositor con protocolos presidenciales y ha aceptado las credenciales de sus embajadores.

El mandatario colombiano se refirió a la intervención de Monómeros por parte de su gobierno este martes en Nueva York, donde recibió la Insignia de Oro de la Sociedad de las Américas por sus políticas migratorias a favor de los venezolanos.

En sus declaraciones a la Voz de América, el mandatario reiteró el reconocimiento de Colombia a Guaidó como presidente interino de Venezuela y al Parlamento electo en 2015, haciendo votos, a su vez, por la gestión “eficaz” de la empresa como un bien que pertenece “a los venezolanos”.

“Me parece muy importante que se hagan todas las medidas posibles para mejorar el desempeño de la empresa (…) son activos que le pertenecen al pueblo venezolano, que está haciendo la gestión el gobierno interino y lo que nosotros le decimos a cualquier propietario de empresas en Colombia es que tiene que garantizar su gestión eficaz, transparente”, insistió.

El gobierno interino de Guaidó maneja desde hace dos años los activos de Venezuela en los países cuyos gobiernos le reconocen como presidente, como es el caso de la empresa Monómeros, en Colombia. ​

Tras la toma de control de la empresa por parte de la Superintendencia de Sociedades colombiana por denuncias de corrupción, la oposición venezolana se ha visto en el medio de la polémica.

Guaidó se desmarcó el martes de la corrupción denunciada en Monómeros al comentar que su coalición no está exenta de “una o dos manzanas podridas” que hayan podido usar sus contactos partidistas para cometer delitos en la empresa. La oposición venezolana nombró una comisión de cinco diputados que viajará a Colombia para investigar en 10 días lo ocurrido.

Opiniones encontradas de analistas políticos

El politólogo del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario de Colombia, Ronal Rodríguez, opina que el ejecutivo colombiano se ha esforzado desde 2019 en demostrar su reconocimiento a la oposición venezolana, a pesar de enfrentar algunos obstáculos en el camino.

Rodríguez recordó que el gobierno interino de Guaidó no tiene actualmente un delegado diplomático en Colombia. Tomás Guanipa, su último embajador en Bogotá, renunció al cargo poco antes de sumarse a la delegación opositora venezolana que dialoga con representantes del gobierno de Nicolás Maduro en Ciudad de México.

En cambio, Luis Angarita, especialista en relaciones internacionales y profesor de la Universidad Central de Venezuela, opina que “la intervención de Monómeros por parte de Colombia, con todas unas argumentaciones técnicas por manejos financieros (..) no parece haber afectado la posición de Guaidó” ante Duque.

A principios de octubre, el gobierno de Maduro anunció que retiraría contenedores que impedían el tránsito en pasos fronterizos en el estado venezolano de Táchira, para reabrir los límites con Colombia. Pero Duque consideró que la medida no era un “triunfo” de Maduro y, por el contrario, telefoneó a Guaidó para hablar del tema.

Angarita cree que la reapertura, conversada entre funcionarios de Duque y Maduro, está lejos de reflejar un deterioro en la relación del presidente colombiano y el líder opositor venezolano.

La apertura de la frontera "es un acto unilateral de Venezuela, que pareciera enmarcado en el proceso electoral del 21 de noviembre", dijo Angarita sobre los próximos comicios de gobernaciones, alcaldías y concejos municipales. "En el caso de Colombia, [la apertura] sería bien vista porque reactiva la economía y dinamiza la migración”, dijo a Voz de América.

Gonzalo Gómez, politólogo colombiano de la Universidad Javeriana y profesor de la universidad Minuto de Dios, dijo que el fortalecimiento de Guaidó ante la comunidad internacional no surtió efectos positivos y considera que ya ha perdido relevancia en ese espacio.

Las negociaciones entre delegados de Maduro y Guaidó en México refuerzan esa noción, señaló. “En medio de estos tres años tan críticos de cierre de frontera y la pandemia, que han sido nefastos para el país, [Duque] debería tener unas relaciones mucho más cercanas con [el Gobierno de] Venezuela, independientemente de que le caiga bien o mal, para precisamente entrar a negociar”, apuntó.

Gómez opina que las decisiones políticas de Duque han aislado a Colombia del concierto latinoamericano. “Colombia ha debido ser uno allí [en México], precisamente buscando una salida, un acercamiento, porque es que Venezuela no es un país cualquiera, compartimos una frontera de más 2.200 kilómetros y hemos tenido diferencias, pero siempre nos hemos ayudado”, concluyó.

¡Conéctate con la Voz de América! Suscríbete a nuestro canal de YouTube y activa las notificaciones, o bien, síguenos en las redes sociales: Facebook, Twitter e Instagram.

Facebook Forum

XS
SM
MD
LG